Categoría de Archivos: animales

Lobo

La gestación y reproducción del lobo

Los lobos son depredadores hábiles que viven en manadas con estructuras sociales muy marcadas y muestran otros tipos de comportamiento inteligente gracias a que están dotados de un cerebro muy bien desarrollado. La reproducción del lobo es muy particular y está a menudo restringida para los líderes de la manada: el macho y la hembra alfa. Se entiende poco aún del proceso reproductivo de estos animales en libertad, pero al igual que el de otros mamíferos parece estar fuertemente influenciado por las condiciones de alimentación en el territorio donde habitan. Conozcamos más sobre la gestación de los lobos en el siguiente artículo.




Loba con sus crías

Loba con sus crías

Reproducción del lobo

La gran mayoría de las especies de lobos están listas para comenzar a reproducirse sobre los 2 años de edad cuando viven en libertad, aunque en cautiverio pueden comenzar un poco antes del año. A pesar de que las condiciones físicas estén creadas para concebir desde edades tempranas, muchas veces los lobos tardan unos pocos años más en tener su descendencia. Y esto es debido a que en una manada los apareamientos no ocurren libremente, ya que solo el macho y la hembra alfa tienen el privilegio de reproducirse (también son conocidos como macho reproductor y hembra reproductora debido a esto).



El resto de los miembros del grupo podrán aparearse solo si las condiciones del hábitat son propicias para incrementar el número de individuos de la manada, de lo contrario corren el riesgo de que las crías perezcan por la escasez de alimentos. En situaciones donde las reservas de comida son muy escasas o el territorio es muy reducido, pueden cesar los nacimientos por completo hasta que las condiciones se tornen más favorables.

Los lobos solo crían una vez en el año, a diferencia de otros tipos de cánidos que lo hacen dos o más veces. Los nacimientos generalmente tienen lugar en los meses de febrero a abril, dependiendo de la latitud geográfica y la especie de lobo en cuestión. Los lobos grises que viven al oeste tienen a sus crías en los meses de febrero a marzo, mientras que los que son naturales del círculo polar ártico se retrasan hasta abril. Los lobos rojos por su parte eligen los meses de enero y febrero para el nacimiento de sus cachorros.

Cuando las hembras entran en celo desprenden una gran cantidad de feromonas en la orina, además de que la vulva se muestra prominente e hinchada durante el ciclo ovulatorio. Estas son algunas de las señales que alertan a los machos de la receptividad sexual de las féminas.

El celo dura de 5 a 15 días aproximadamente. Durante este tiempo el macho y la hembra reproductora pasan mucho tiempo aislados. La cópula puede durar de 10 a 30 minutos, durante los cuales la hembra y el macho permanecen unidos físicamente. El macho monta a la hembra por detrás y eyacula varias veces dentro de su vagina, luego de lo cual ocurre la concepción y comienza la gestación.

Esta es una especie monógama, por lo que la unión de las parejas se mantiene durante toda la vida. En el caso del macho o la hembra alfa no pierden su rango al morir, sino que pueden elegir otra pareja que los sustituya.

Período de gestación del lobo

El tiempo de gestación del lobo es de 60 a 63 días, para cualquiera de las especies.

Nacimiento y cría del lobo

En el nacimiento de la camada de lobeznos solo suele estar la madre, que se aleja de la manada y se recluye en una guarida para dar a luz a los cachorros. Los recién nacidos son muy pequeños y vulnerables, en general no superan el medio kilogramo de peso, no tienen dientes ni son capaces de ver u oír en los primeros días de vida. Durante el primer mes van a depender totalmente de la madre, que los alimenta durante este tiempo exclusivamente con su leche. La hembra tiene cinco pares de pezones, dispuestos para alimentar de forma simultánea a todas sus crías.

Luego de estas primeras semanas los cachorros adquieren el desarrollo psicomotor necesario para acompañar a la madre fuera de la madriguera en las primeras excursiones. Desde las dos semanas de vida los pequeños son capaces de salir a buscar alimentos, sin embargo permanecen junto a su madre de cuatro a seis meses, hasta que son suficientemente fuertes para valerse por su cuenta. A los cinco meses les sale su dentadura definitiva, sustituyendo los dientes de leche que tenían hasta el momento y pasan a llamarse lobatos. A los seis meses lobatos tienen un tamaño similar al de los adultos de la manada.

Las crías de la hembra reproductora suelen tener una especie de niñera, que es otra hembra de la manada que la alfa ha designado para el cuidado de sus cachorros luego del destete, de manera que ella pueda proseguir con las tareas de su rango. Lo cierto es que todos en la manada colaboran en el cuidado de las crías de algún modo, algunas hembras cazan para alimentarlos mientras que otras los vigilan para que estén seguros.

Con esta estrategia la manada intenta proteger el linaje, pero a pesar de estos esfuerzos solo la mitad de los lobeznos que nacen son capaces de sobrevivir al primer año de vida. Muchas veces la causa de mortalidad prematura está asociada a un déficit nutricional de la madre que repercute en la lactancia de las crías o a la disponibilidad de alimentos en el territorio. Los cachorros también pueden perecer a mano de otros depredadores o si contraen moquillo o el parvovirus canino (enfermedades que también afectan a los perros domésticos).

Lobezno

Lobezno

La jerarquía social dentro de la manada se define desde edades muy tempranas para todos. A través de peleas y enfrentamientos entre los cachorros se van asignando los rangos de la manada, siendo elegidos unos como miembros betas y otros como omega. El macho y la hembra alfa, que son los que encabezan esta jerarquía, solo pueden ser reemplazados si uno de los dos muere. Cuando los lobeznos maduran pueden intentar una escalada social dentro de la manada.

La madurez sexual de los lobos llega a los dos años y con esta la necesidad de reproducirse. Los jóvenes machos sienten el impulso de buscar pareja por lo que a menudo abandonan su manada e intentar formar la suya propia. Pueden recorrer grandes distancias intentando encontrar un territorio libre, el cual reclamar para ellos. Las hembras generalmente eligen permanecer en su misma manada una vez que maduran.

Cantidad de crías del lobo

Las camadas de lobos pueden tener de 1 a 7 cachorros, aunque se han registrado algunos partos en los que han nacido hasta 11 lobeznos. En esta especie la fertilidad aumenta con la edad, de esta manera las hembras mayores tendrán camadas más numerosas que las hembras más jóvenes.

Preguntas frecuentes sobre la gestación de los lobos

¿Cuantas crías tiene el lobo mexicano?

Como promedio pueden ser 4 o 5 cachorros, pero existen registros de hasta 10 cachorros.

Tipo de reproducción del lobo.

Reproducción sexual.

Cuanto dura el embarazo de un lobo.

Entre 60 y 63 días.




También te puede interesar



Jaguar, felinos

La gestación y reproducción del jaguar

El jaguar es uno de los depredadores de mayor talla de la megafauna terrestre. Le sigue en tamaño al león y al tigre, siendo el tercer felino más grande del mundo. Son fácilmente reconocibles por el pelaje color naranja y las grandes manchas negras tipo rosetas que tiene distribuidas a lo largo de su cuerpo. Conozcamos más sobre la gestación de estos grandes felinos, que por desgracia han sufrido una pérdida importante de su población mundial en los últimos años.




Reproducción del jaguar. Madurez sexual y apareamiento.

Las características de la reproducción del jaguar son muy similares a las de otras especies de la familia de los Panterinos. Las hembras son fértiles a partir de los 2 años de edad como media, mientras que los machos deben esperar hasta los 3 o 4 años para comenzar a reproducirse en su entorno natural. En estado salvaje tienen una esperanza de vida de 10 u 11 años, y por lo general solo son capaces de concebir una nueva descendencia hasta los 8 años de vida.



Al igual que otros felinos son animales solitarios, con hábitos nocturnos principalmente. Este mamífero carnívoro no comparte territorio con otros machos pero si puede hacerlo con hembras adultas en épocas reproductivas. El celo de los jaguares no está asociado a ninguna época de año en particular, pero sí se ha observado una variación geográfica que parece estar influenciada por la disponibilidad de las presas en los diferentes hábitats. Se han registrado nacimientos en los meses de junio, julio, agosto, noviembre, diciembre y enero.

Jaguar

Jaguar

Los jaguares son animales polígamos, por lo que tienen varias parejas sexuales a lo largo de su vida reproductiva. Las hembras tienen un estro cíclico que se presenta cada 37 días como media, con una duración de entre 6 y 17 días. Durante este tiempo suelen tener un comportamiento singular, se refrotan contra cualquier objeto que encuentran y se ponen más gruñonas emitiendo un mayor número de vocalizaciones durante el día y la noche. Además transmiten a los machos su receptividad sexual, mediante la emisión de feromonas en la orina con que marcan su territorio.

Al llamado de una hembra pueden acudir varios machos de territorios cercanos, debiendo competir entre ellos para emparejarse con la hembra en celo. Tiene mayor posibilidad de salir victorioso de los enfrentamientos, el macho dominante o el de mayor edad dentro los contendientes. Una vez que se juntan un macho y una hembra suelen permanecer algunas semanas juntos.

La cópula en sí es bastante rápida, cuando ha concluido el cortejo el macho comienza a lamer la nuca de la hembra, mientras esta le responde con gruñidos. El macho es silencioso durante el acto sexual pero la hembra puede llegar a ser bastante ruidosa.

Período gestacional del jaguar

El tiempo de gestación del jaguar oscila entre 93 y 110 días, siendo la media de esta especie 100 días.

Nacimiento y cría del jaguar

Las hembras eligen un escondite para el nacimiento y el cuidado de las crías durante las primeras semanas de vida. Puede ser una cueva, una madriguera abandonada por otro animal, un árbol removido, un peñasco abierto o simplemente un matorral con abundante vegetación.

Los cachorros de jaguar al nacer son muy pequeños. El peso de un recién nacido generalmente oscila entre los 700 y 900 gramos. Nacen completamente ciegos y son dependientes de la madre para todo, hasta las 2 semanas que adquieren la visión cpmpleta cuando logran abrir los ojos. El pelaje al nacer es de color pálido y tiene un patrón moteado de manchas negras muy diferente al que lucen los ejemplares adultos. Hasta los 7 meses no logran la apariencia que los hace tan singulares.

Jaguar , felino

Jaguar , felino

La crianza de los pequeños recae casi exclusivamente en la madre, ya que los machos mantienen su carácter solitario y huraño pasado el tiempo de apareamiento. Además la hembra no tolera la presencia de ningún macho cerca de sus crías, por temor a que cometan canibalismo infantil. La hembra es muy sobreprotectora con los cachorros y les provee todos los cuidados que necesitan durante los primeros meses de vida. Cuando siente que sus crías están en peligro inminente, los agarra con la boca y los traslada a otro refugio.

La lactancia materna de las crías de jaguar se puede extender hasta los 6 meses, aunque lo más probable es que dejen de mamar sobre los 3 meses de edad. A partir de los 3 meses comienzan a participar progresivamente en pequeñas excursiones con la madre, aprendiendo todo lo que necesitan para sobrevivir en su hábitat. Permanecen con la madre hasta que alcanzan los 2 años de vida, cazando junto a ella y compartiendo las presas. Una vez que se independizan abandonan el territorio de nacimiento y comienzan a buscar el suyo propio.

¿Cuántas crías tiene el jaguar?

Las camadas de jaguar pueden tener de 1 a 4 cachorros, siendo más frecuentes los partos gemelares.

Tipo de reproducción del jaguar.

Reproducción sexual.

 




También te puede interesar



jabalí

La gestación y reproducción del jabalí

El jabalí es un animal de vida salvaje. Pertenece a la misma familia del cerdo doméstico por lo que ambos mamíferos son conocidos como suidos. No solo las características anatómicas y fisiológicas de ambas especies son muy similares, sino que la reproducción también guarda una estrecha relación en muchos sentidos. Conozcamos más sobre la gestación del jabalí salvaje, empezando por las características de su apareamiento, el tiempo de gestación, así como el nacimiento y cría de los rayones.




Crías de jabalí

Crías de jabalí

Reproducción del jabalí. Madurez sexual y apareamiento.

En esta especie la fertilidad no viene determinada por una edad determinada, sino por el peso del ejemplar en cuestión. El peso es un parámetro que tiene una relación directa con el estado nutricional del jabalí e influye en el desarrollo del mismo, hasta que logra alcanzar la madurez de todos sus órganos, incluidos los sexuales. Además es esencial que los progenitores sean capaces de aportarle a su descendencia el estado energético que necesitan para el nacimiento y el desarrollo de sus primeros meses de vida.



El consenso general es que a partir de los 30 kilogramos de peso, un jabalí (sin importar su sexo) se encuentra listo para comenzar los ciclos reproductivos. Sobre el año de edad una hembra bien alimentada es capaz de alcanzar su madurez sexual, aunque cuando existen problemas nutritivos la fertilidad puede retrasarse otro año más. De manera similar ocurre en los machos.

Pero no solo la capacidad reproductiva del jabalí está determinada por su alimentación, la época de celo en las hembras también tiene una relación directa con la disponibilidad de los recursos alimenticios del hábitat. De esta manera las jabalinas comienzan sus ciclos estrales a finales de octubre y principios de noviembre, fecha que también coincide con la madurez de gran parte de los frutos de los bosques mediterráneos (fundamentalmente la bellota). El celo suele durar entre 20 y 23 días.

Además se puede presentar una segunda época de celo al inicio de la primavera, cuando existe abundancia de alimentos en el hábitat y la jabalina ha destetado ya a sus crías. De esta manera una hembra puede tener dos camadas en un mismo año: una en primavera y otra en otoño.

Los machos usan su delicado olfato para identificar a las hembras en celo, las cuales desprenden un típico olor sexual en este período. Varios machos pueden pelear entre ellos por el derecho a una hembra, teniendo ventaja en estas situaciones los individuos de mayor edad frente a los más jóvenes. Como resultado de estos enfrentamientos los congéneres pueden infringirse terribles dentelladas entre ellos.

Durante la cópula los machos emiten unos sonidos roncos y con cierta cadencia, que parecen jugar un papel determinante en la quietud de las hembras durante el apareamiento, y posteriormente en la liberación de los óvulos y su consiguiente fertilización.

Período gestacional del jabalí

El tiempo de gestación exacto del jabalí es de 3 meses, 3 semanas y 3 días. De manera aproximada estaríamos hablando de 4 meses.

Nacimiento y cría del jabalí

Generalmente todas las hembras de una manada sincronizan sus partos, de manera que las crías nacen sobre la misma fecha. Antes del nacimiento la hembra gestante suele trabajar cuidadosamente en un nido dentro de su territorio, el cual se encuentra protegido de las inclemencias del viento y los potenciales depredadores para las crías. Generalmente utilizan material vegetal como cobertura y buscan un abasto de agua cercano para no tener que desplazarse en los primeros días del posparto. El parto tiene lugar en el nido que han preparado con antelación. La hembra gestante se tumba sobre el lecho que ha construido y ve nacer a cada una de sus crías.

La relación de los sexos en esta especie está casi siempre balanceada y cercana al 1:1. Los factores nutricionales vuelven a determinar si la descendencia derivará hacia las hembras o los machos, siendo las épocas de mayor abundancia de alimentos prolíferas en nacimientos femeninos, mientras que las de más escaseces se caracterizan por un mayor número de nacimientos masculinos. También hay que considerar que los jabalís machos tienen un mayor peso al nacer que las hembras, por lo que si la camada es grande habrá mayor proporción de hembras, y si es pequeña de machos.

Los bebés de jabalí llamados rayones, pueden tener un peso bastante variable dependiendo de la cantidad de hermanos que tienen dentro de la camada. Como mínimo deben tener unos 600 gramos al nacer y pueden llegar incluso a superar el kilogramo, sobre todo si son machos. La lactancia materna se prolonga hasta los 3 meses, pero luego de la primera semana pueden consumir también algunos alimentos sólidos.

El estado de conservación de esta especie está garantizado, debido a la buena estrategia reproductiva que posee.

Cría de jabalí

Cría de jabalí

Preguntas frecuentes sobre la reproducción del jabalí

¿Cuántas crías tiene un jabalí?

El tamaño de una camada de jabalí oscila entre 3 y 5 crías. El número de la progenie va a estar determinado en todos los casos por el peso y la talla de la madre, y nuevamente por su estado nutricional. Las hembras que se encuentran en percentiles muy altos de talla y peso pueden tener camadas muy numerosas, superando incluso los 5 jabatos.

¿Cómo se reproduce el jabalí?

Mediante reproducción sexual

¿Cómo se llaman las crías de jabalí?

Se suelen llamar rayón o jabato.




También te puede interesar



hipopótamo

La gestación y reproducción del hipopótamo

Los hipopótamos son grandes mamíferos africanos que viven gran parte de su vida dentro del agua. El cortejo, el apareamiento y los nacimientos de las crías tienen lugar en el medio acuático, así que se puede decir que el agua es una parte esencial de su existencia. Tienen un período gestacional de 8 meses, muy parecido al del ser humano, y al llegar a término paren de una a dos crías. Conozcamos más sobre la reproducción del hipopótamo, en especial sobre el apareamiento y cría de los terneros.




Hipopótamo y su cría

Hipopótamo y su cría

Reproducción del hipopótamo. Madurez sexual y apareamiento.

Los hipopótamos alcanzan la madurez de sus órganos reproductivos sobre los 5 o 7 años de edad, y casi siempre las hembras se adelantan a los machos. A partir de este momento ambos géneros están listos para concebir su descendencia.



Son animales polígamos, por lo que un macho puede aparearse con varias hembras dentro de su territorio. Los hipopótamos se pueden aparear dentro o fuera del agua, dependiendo de la especie en cuestión. El hipopótamo común tiene preferencia por el medio acuático, mientras que el hipopótamo pigmeo puede alternar entre el acuático y el terrestre.

Los machos someten a las hembras en celo, las cuales generalmente no pueden resistirse al tamaño corporal y la fuerza de sus parejas. Durante la cópula es común que la hembra permanezca con la cabeza bajo el agua y puede recibir mordidas del macho si intenta levantarla. Como se observa los machos de hipopótamo no son los animales más delicados y amables del reino animal, en cuanto a la cópula se refiere.

Los machos pueden aparearse en cualquier época, mientras que las hembras tienen diferentes ciclos estrales en el año, los cuales están determinados para que los nacimientos coincidan con las épocas lluviosas. Una vez que una hembra ha sido fecundada, deberá esperar diecisiete meses para volver a concebir. La estrategia reproductiva de los hipopótamos (llamada selección K) se corresponde con la de otros mamíferos de la megafauna africana, una sola cría que nace bien desarrollada cada varios años.

Período gestacional del hipopótamo

El tiempo de gestación del hipopótamo es de aproximadamente 240 días, o lo que es lo mismo 34 semanas u 8 meses.

Nacimiento y cría del hipopótamo

El parto del hipopótamo común siempre ocurre bajo el agua, mientras que el pigmeo puede elegir entre un parto acuático o terrestre si el hábitat no es el adecuado. Solo unos pocos mamíferos (como los cetáceos y sirénidos) tienen partos bajo el agua y el hipopótamo es uno de ellos. Una vez que nacen las crías bajo el agua (llamadas terneros en esta especie), nadan hasta la superficie para tomar su primer aliento de vida.

Al nacer los hipopótamos ya son capaces de cerrar la nariz y los oídos mientras se encuentran bajo el agua, lo que les permite mamar sin ahogarse. La madre también puede recostarse sobre su costado para que al recién nacido le resulte más fácil succionar la leche de su ubre. Si el río donde se encuentra la manada es demasiado profundo para el pequeño, puede recostarse sobre la espalda de la madre para permanecer en la superficie durante un tiempo, aunque aprenden a nadar casi de inmediato.

Las hembras de hipopótamo son muy protectoras con sus crías en las primeras semanas de vida, por lo que intentan que estas permanezcan junto a ella todo el tiempo posible. Todo este contacto físico hace que entre las madres y las crías se desarrolle un vínculo afectivo importante. Aunque no lo parezca son animales agresivos e intentan proteger a sus terneros a toda costa de los depredadores oportunistas (leones, hienas y cocodrilos del Nilo). Al atardecer las madres suelen salir a alimentarse en las sabanas, por lo que eligen un lugar seguro para esconder a los pequeños hasta su regreso.

Los bebés de hipopótamos permanecen junto a la madre durante los primeros 18 meses de vida, aunque el destete se produce aproximadamente a los seis meses de edad y son capaces de valerse por sí solos desde que cumplen 1 año.

Cría de hipopótamo y su madre

Cría de hipopótamo y su madre

Preguntas frecuentes sobre la reproducción del hipopótamo.

¿Cuántas crías tiene un hipopótamo?

Los hipopótamos tienen una cría en cada parto o a lo sumo dos. Aproximadamente de cada 200 partos de hipopótamos, uno de ellos es gemelar.

¿Cómo se aparean los hipopótamos?

Ocurre dentro del agua y normalmente se caracteriza por el sometimiento de la hembra ante la corpulencia de su pareja. Puede incluir mordidas y movimientos violentos.

¿Cómo nacen los hipopótamos?

Generalmente nacen bajo el agua y necesitan nadar a la superficie para tomar su primer respiro.

 




También te puede interesar



Hamster

La gestación y reproducción del hámster

Los hámsteres son pequeños roedores que han sido utilizados durante años por el hombre como mascotas o animales de laboratorio. Al igual que otros de sus congéneres, estos animales tienen tasas reproductivas muy altas, determinadas en este caso por numerosas camadas y un período gestacional de tan solo 16 días en algunas especies. Además resultan muy fáciles de criar en cautividad, otro hecho importante a considerar. Si quieres conocer todos los detalles de la gestación de los hámsteres para sacarle algunas crías a tu mascota, aquí te brindamos mucha información que te puede ayudar a lograrlo.




Reproducción del hasmter. Madurez sexual y apareamiento.

Los hámsteres alcanzan su madurez sexual de manera temprana. La gran mayoría de las especies son capaces de reproducirse con tan solo 28 días de nacidos, pero lo recomendable es esperar un poco más de tiempo para aparear a estas mascotas. Cuando los embarazos se producen de forma tan temprana pueden traer complicaciones para la madre primeriza y los cachorros de la camada. Lo ideal tanto para el macho como para la hembra, es esperar a que cumplan los 3 meses de edad antes de comenzar los ciclos de apareamiento.



El período de celo en los hámsteres se presenta cada 4 días, por lo que hay muchas oportunidades para fertilizar a una hembra. Si la hembra no está en celo lo más probable es que pelee con el macho si se ponen juntos en la misma jaula. Las riñas se pueden poner bastante intensas y la hembra puede lastimar seriamente al macho, por lo que es conveniente que estés atento cuando ocurra el acercamiento.

La cópula entre machos y hembras hámster por lo general ocurre al atardecer, sobre la puesta de sol, ya sea que se encuentren en cautividad o en su ambiente natural. Los encuentros sexuales se extienden generalmente de 20 a 30 minutos, durante los cuales el macho monta la hembra repetidas veces. La hembra permanece muy quieta echada en el suelo y con la cola levantada, esperando a las embestidas del macho.

Los hámsteres son animales que se aparean mucho, por lo que debes separar a las hembras y los machos si no quieres que te llenen la casa de crías. La concepción puede ocurrir 24 horas después del parto, pero se deben evitar estos embarazos en cadena para que la madre sea capaz de atender a su camada hasta el destete. Es importante que cuando los bebés de una camada sean destetados, se separen también en diferentes jaulas o de lo contrario pueden ocurrir embarazos incestuosos.

Período de gestación del hámster

Los hámsteres tienen un período de gestación sorprendentemente corto y son bastante precisos, por lo que es raro que un parto se atrase o adelante varios días. Una vez que la hembra ha sido fertilizada se comienza a contar el tiempo de gestación, hasta el instante en que ocurre el nacimiento de la camada de hámster bebés.

Algunas razas de hámster tienen un tiempo de gestación de tan solo 16 días, aunque en otras el alumbramiento puede tardar 7 días más. Los hámsteres sirios son los que tienen el período gestacional más corto, por lo que los bebés nacerán exactamente 16 días después de la concepción. La gestación de los hámsteres rusos demora de 18 a 21 días, y en los chinos puede extenderse hasta los 23 días.

Hamster

Hamster

Embarazo del hámster

Resulta muy difícil determinar si una hámster se encuentra preñada en los primeros días de gestación. Al cabo de los 10 días es que serán visibles algunos cambios físicos en su anatomía, los cuales nos podrán indicar que la hembra pronto tendrá el nacimiento de una nueva camada. Por supuesto como estos animales tienen un período de gestación tan corto, a este punto el embarazo ya está casi a término. En la mayoría de las razas el abdomen de la hembra se ve más prominente cuando faltan apenas 4 días para el para el alumbramiento. A veces parece mentira que en ese pequeño bulto del vientre se encuentren 6, 7 y hasta 8 bebés.

Otros signos menos evidentes pero que también nos pueden señalar un embarazo, son el aumento del apetito y los cambios en el comportamiento. Durante el embarazo la hembra va a comenzar a comer con más voracidad, intentando guardar suficientes refuerzos para ella y sus crías luego del parto. En cuanto al comportamiento lo usual es que se muestre intranquila y nerviosa, reaccionando exageradamente a cualquier intervención en su jaula.

Al igual que otros animales domésticos, el hámster necesita cuidados especiales durante la gestación para que esta transcurra sin contratiempos. Lo más importante durante este tiempo es proveerle un ambiente de tranquilidad y soledad, libre de otras mascotas y un exceso de ruido externo. Debemos evitar cargarla y jugar con ella, ya que corremos el riesgo de apretar demasiado su panza y que ocurra un aborto espontáneo. Además se debe reforzar su dieta incluyendo alimentos ricos en proteínas, ya que de tener un déficit nutricional la madre puede recurrir al canibalismo con sus recién nacidos.

Parto y nacimiento del hámster

Cuando se acerca el alumbramiento, la hembra se muestra intensa y comienza a preparar el nido para la camada. Para ello puede utilizar cualquier material que tenga a su disposición o se le brinde con este fin, como pajas, espigas, palos de madera, tiras de papel higiénico, etc.

Una vez que ha entrado en trabajo de parto, podrás saberlo por la posición encorvada que toma para hacer nacer a las crías. Algunos bebés hámster nacerán de cabeza y otros con las patas por delante, pero no debe existir ninguna complicación durante el parto por la posición en que vienen. Los nacimientos ocurren por intervalos, de manera que la madre tenga tiempo de romper la membrana amniótica que envuelve al recién nacido.

Gestación del hamster

Gestación del hamster

Es muy importante durante las primeras semanas de vida que resistamos la tentación de tocar a los recién nacidos. Si hacemos esto corremos el riesgo de impregnarlos con nuestro olor y la madre puede que luego no reconozca al cachorro como uno de los suyos, llegando a abandonarlo o incluso hasta comérselo. Tampoco se debe agobiar a la madre con demasiadas visitas o ruidos externos alrededor de la jaula, esto puede crear una situación de estrés muy peligrosa para ella y la camada. Estos cuidados hay que extremarlos cuando se trate de una madre primeriza, al ser su primer parto puede estar un poco desorientada y no saber cómo actuar.

A las dos semanas de vida los bebés ya pueden ver y oír perfectamente, además de que su cuerpo se ha cubierto completamente de pelos por lo que tiene un aspecto más propio de un hámster. Con este tiempo se comienzan a mostrar muy activos y solo quieren correr de un lado a otro. El destete ocurre generalmente a las tres o cuatro semanas de edad, momento en el cual ya estarán listos para independizarse cada uno y comenzar a reproducirse por su cuenta.

Preguntas frecuentes sobre la reproducción del hásmter

¿Cuántas crías tiene un hámster?

Los hámsteres pueden tener de 6 a 8 crías en cada parto, debido a que al momento de nacer los bebés son realmente pequeñitos (miden alrededor de 3 cm cada uno).

¿Cómo nacen los hasmters?

Al momento de nacer los hámsteres no tienen ni un solo pelo, la piel es rosadita y tierna, así que parecen una diminuta salchicha. No tienen tampoco función auditiva o visual, así que se mueven instintivamente y guiados por el olfato.

¿Cómo saber si un hasmter está embarazada?

La forma más común es porque se nota un abultamiento en el vientre, aunque al menos hasta los 10 días de gestación no es cuando se hace más evidente. Además se notarán cambios en su comportamiento como el aumento del apetito y parecer un poco más nerviosa.

¿Cada cuánto paren los hasmter?

A las 24 horas del parto el hasmter está listo para gestar nuevamente por lo que sumado a su tiempo de gestación puden parir aproximadamente todos los meses, aunque no es lo recomendable dado que no podrá atender a plenitud a sus pequeños.

¿Cuánto tarda un hamster en tener crías?

Aproximadamente al mes de nacido ya el hasmter está listo para tener crías, aunque es recomendable esperar al menos 3 meses. Luego tras un período de gestación entre 16 y 23 días ya el haster puede tener nuevas crías.




También te puede interesar



grillo

La gestación y reproducción del grillo

Dentro del grupo de los insectos con hábitos nocturnos encontramos al grillo, una especie emparentada con el saltamontes que comparte mucha de las características anatómicas de estos animales. Pero estos pequeños insectos no son reconocidos ni por su capacidad para saltar ni por su morfología, sino por el sonido tan peculiar que resulta del refrote de sus alas. Son capaces de cantar únicamente los machos, que utilizan esta habilidad para atraer a las hembras y aparearse con ellas. Sigue leyendo nuestro artículo si quieres conocer más sobre la reproducción del grillo.




Reproducción de los grillo

El ciclo de vida de un grillo apenas supera los 3 meses, de ellos necesitan alrededor de 7 semanas para convertirse en adultos. Los adultos se diferencian de los más jóvenes por la presencia de alas (aunque hay unas pocas especies de grillos que no poseen alas).



El dimorfismo sexual de esta especie se observa en el aparato reproductivo, si el grillo es hembra tiene un órgano que se conoce como ovopositor. Esta estructura alargada y fina es característica de muchos insectos, en los grillos se encuentra situada al final del abdomen y les sirve para depositar los huevos bajo tierra.

Como parte del cortejo los grillos machos utilizan su canto. Estos cavan una madriguera en la tierra con amplias dimensiones y la utilizan como salón musical para tocar sus melodías. Desde su escondrijo comienzan a frotar ligeramente sus alas, lo que les permite producir el sonido musical que es audible para los de su misma especie y por supuesto el ser humano. Los grillos pueden captar estos sonidos debido a que poseen órganos timpánicos, al igual que el resto de los insectos del orden de los ortópteros. Las hembras se sienten atraídas por el canto, mientras que otros machos son repelidos por este.

Grillo, insecto

Grillo, insecto

Período de incubación del grillo

Los huevos de grillo demoran en incubarse aproximadamente 2 semanas, aunque pueden existir variaciones dependiendo de la especie.

Incubación de los huevos de grillo

El grillo es un animal bastante prolífico, la hembra es capaz de depositar alrededor de 300 huevos en cada puesta. Para esto la hembra del grillo introduce el ovopositor en la tierra y coloca todos sus huevecillos, que son luego cubiertos de esperma por el macho. Al cabo de dos semanas deberán nacer todas las crías, las cuales pasan por 7 mudas durante todo su ciclo de vida. Como animales omnívoros, son capaces de alimentarse de todo tipo de material orgánico, como plantas o animales en descomposición, basura, etc.

Gestación del grillo

Gestación del grillo

Los grillos también son criados o cultivados en cautividad, debido al valor nutricional que tienen estos animales que son utilizados en la gastronomía oriental.

Preguntas frecuentes sobre la reproducción del grillo.

¿Cómo nacen los grillos?

A partir de huevos puestos por las hembras en la tierra o plantas humedas. Nacen de un color blaquecino y vulnerables. No es hasta dentro de una hora al menos que su exoesqueleto endurece para brindarles una mejor protección.

¿El grillo es ovíparo o vivíparo?

Ovíparo, se reproduce a través de huevos.

¿Cómo se aparean los grillos?

 

¿Cuántos huevos pone un grillo?

Dependiendo de las especies entre 150 y 300.




También te puede interesar



caballo_de_mar

La gestación y reproducción del caballito de mar

La reproducción del caballito de mar es una de las más peculiares de todo el reino animal. En las 54 especies pertenecientes al género Hippocampus, no es la hembra, sino el macho el encargado de gestar y dar a luz a las crías. En realidad todo el proceso reproductivo de estos pequeños peces marino resulta fascinante, incluyendo desde los rituales que acompañan al cortejo hasta la transferencia de las decenas de miles de huevos de un progenitor a otro. Veamos más detalles sobre la gestación del caballito de mar.




Caballito de mar

Caballito de mar

Reproducción del caballito de mar. Madurez sexual y apareamiento.

Los machos y las hembras de caballito de mar maduran al mismo tiempo. En el macho es visible la bolsa incubadora en la zona abdominal, mientras que la hembra desarrolla una papila genital llamada ovopositor.



Debido a su diminuto tamaño, resulta muy difícil distinguir a la hembra del macho en los apareamientos. Los biólogos son capaces de diferenciarlos por la anatomía de la región abdominal, que en el caso de las hembras es más pronunciada y áspera, mientras que los machos tienen en esta área la bolsa incubadora. El macho de caballito de mar es el único de su género que presenta una estructura de este tipo.

Los caballitos de mar pueden ser monógamos y polígamos, en dependencia de la especie y las características de su hábitat. Como generalidad todos mantienen una sola pareja durante la misma temporada reproductiva, aunque un ejemplar puede tener varios compañeros sexuales a lo largo de su vida. Los huevos que forman parte de una camada e incuba el macho, si proceden siempre de la misma hembra.

El apareamiento es estacional y coincide con el aumento de la temperatura del agua en las regiones donde habitan.

El cortejo de los caballitos de mar puede extenderse durante varios días, a lo largo de los cuales tanto la hembra como el macho participan en una especie de ritual de baile. Se pueden ver ambos individuos nadando unidos durante horas, en ocasiones con los hocicos muy juntos y las colas entrelazadas. El verdadero fin de estos movimientos corporales que realizan al unísono, es intentar sincronizar sus movimientos para realizar con éxito la transferencia de los huevos.

La hembra es la que concibe y desarrolla los huevos, mientras que el macho es el que resulta embarazado. Durante el apareamiento se alinean el ovopositor de la hembra con la bolsa ventral del macho, permitiendo la transferencia de decenas de miles de huevos de uno a otro, en apenas 6 segundos. Realmente increíble la rapidez y eficacia del proceso de transferencia que lleva a cabo esta especie. Una vez que se encuentran en el abdomen del macho, este fertiliza los huevos con su esperma y los comienza a incubar en el interior de la bolsa ventral, que se encuentra sellada hasta la maduración.

Una vez que el macho ha dado a luz a sus crías, puede volver a gestar una nueva camada si la hembra se aparea nuevamente con él. Estas gestaciones en cadena se suelen dar en esta especie mientras se encuentran en plena temporada reproductiva.

Caballito de mar

Caballito de mar

Período gestacional del caballito de mar

El tiempo de gestación del caballito de mar oscila entre 2 y 6 semanas, dependiendo de la especie en cuestión y la temperatura que alcanzan los océanos durante su incubación.

Nacimiento y cría del caballito de mar

A pesar de que no los carga, la hembra no se desentiende de sus huevos durante todo el tiempo de gestación, por lo que visita diariamente al macho repitiendo una y otra vez los rituales del cortejo. Una vez que confirma que sus huevos se encuentran a salvo se retira y regresa al otro día. El abdomen del macho se muestra bastante hinchado mientras carga a sus crías en la bolsa, además de que su temperamento se vuelve bastante agresivo hasta el final de la gestación.

Durante la reproducción del caballito de mar los nacimientos se producen durante la noche, aunque también pueden darse de día. El proceso es doloroso y agotador para el macho, que padece de numerosas contracciones durante la labor de parto. Cuando llega el momento, el macho bombea hacia el exterior toda la camada, que puede llegar a superar las 1500 crías. Las crías son liberadas en el agua e inmediatamente son abandonadas por los padres, por lo que deberán sobrevivir por sí solas en lo adelante.

Esta especie tiene una tasa reproductiva tan alta debido a que la mortalidad en los primeros días de vida es también considerable. Los alevines son demasiado pequeños al nacer, por lo que pueden morir fácilmente producto de las frías corrientes oceánicas o a mano de los depredadores. Muchas de estas crías también quedan atrapadas accidentalmente en las redes de los barcos pesqueros. Como resultado de estas fatalidades, menos del 1% de las crías de caballito de mar que nacen logran convertirse en adultos capaces de reproducirse, los que lo logran no sobreviven más de 6 años en su ambiente natural.

La mayoría de las especies de caballito de mar se encuentran catalogadas por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza como vulnerables. Las poblaciones de estos peculiares peces marinos ha disminuido notablemente en muchas regiones, por lo que los esfuerzos de conservación intentan mantenerlas estables. Como parte de estos esfuerzos se capturan cientos de miles de crías al nacer, intentando proveerles un ambiente adecuado para su desarrollo. Luego son devueltas a sus hábitats naturales para que continúen con sus ciclos vitales.

Preguntas frecuentes sobre la gestación del caballito de mar

¿Cómo nacen los caballitos de mar?

Son expulsado por el padre, que es el que realiza el proceso de parto.

¿Cuántas crías tienen los caballitos de mar?

Pueden tener un número aproximado a las 1500 crías

¿Cuál es el tipo de reproducción del caballito de mar?

Tiene una reproducción ovípara, mediante huevos.

¿En los caballitos de mar, quién se embaraza?

Aunque los huevos los pone la hembra, estos son depositados en una bolsa del macho, el cuál es el que hace el proceso de parto




También te puede interesar



armadillo

La gestación y reproducción del armadillo

Los armadillos son mamíferos prehistóricos que han sobrevivido a nuestros días. Estos animales que también son llamados fósiles vivientes, tienen un distintivo caparazón a forma de armadura que les sirve como protección. Si estos animales han logrado sobrevivir en el planeta durante millones de años, es sin duda gracias a una buena estrategia reproductiva y un mecanismo de adaptación eficiente en la especie. Conozcamos más sobre la gestación de estos mamíferos placentarios llamados armadillos.




armadillo

Armadillo

Reproducción del armadillo. Madurez sexual y apareamiento

Cuando alcanzan el año de vida, los jóvenes armadillos tienen la madurez sexual necesaria para comenzar a reproducirse.



La época reproductiva de esta especie sudamericana da inicio al final del otoño y se extiende hasta el comienzo de la estación estival. Los machos de esta familia son polígamos en su mayoría, por lo que suelen aparearse con diferentes hembras durante la época de apareamiento.

Período gestacional del armadillo

El tiempo de gestación promedio de las diferentes especies de armadillos es de 120 días o 4 meses.

Nacimiento y cría del armadillo

Las crías de armadillo de una camada son genéticamente idénticas y esto es debido a que su concepción ocurre como resultado de la división de un mismo cigoto, por lo que además comparten el mismo sexo. Como mamíferos vivíparos placentarios, las crías de armadillo son retenidas en el útero materno durante todo el tiempo de gestación, siendo alimentados por una placenta alantoica.

Una vez que ha llegado a término la gestación, nacen las crías, las cuales comienzan a caminar a las pocas horas de haber nacido. Las crías de armadillo nacen con la piel suave y correosa, al cabo de las semanas esta comienza a endurecerse y a tomar la apariencia que ostentan los adultos.

Los neonatos son amamantados por la madre hasta que tienen suficiente edad para cambiar a una dieta insectívora. Durante el tiempo que dura la lactación permanecen ocultos en el interior de una serie de madrigueras interconectadas, las cuales crea la madre excavando con sus patas.

armadillo

armadillo

Preguntas frecuentes sobre la reproducción del armadillo

¿Cuántas crías tiene un armadillo?

La cantidad de crías que puede tener una hembra de armadillo varía de especie a especie. Como media una camada tiene 4 crías, pero hay especies como el armadillo de nueve bandas que dan a luz camadas numerosas de hasta 12 armadillos. Es por esta razón que es una de las especies más difundidas y con la distribución geográfica más amplia (abarca desde el sur hasta Estados Unidos). Por otro lado alguno de los géneros pueden ser capaces de tener una sola cría en cada nacimiento, tal es el caso del cabasú chaqueño y el cabasú grande.

¿Los armadillos son mamíferos?

Si

 




También te puede interesar



zorro

La gestación y reproducción del zorro

Dentro de la familia de los cánidos encontramos a los pequeños zorros, unos animales muy cautelosos que prefieren mantenerse alejados de los humanos a toda costa. A diferencia de otros de sus parientes cercanos, los zorros no se han domesticados, debido a su carácter hosco y reservado con las personas. Incluso prefieren vivir en solitario a integrarse a una manada o grupo social con sus congéneres. Las 27 especies existentes de zorros se encuentran distribuidas en todos los continentes con mayor o menor presencia, siendo las más reconocidas el zorro polar, el zorro gris, el zorro rojo y el isleño. La reproducción del zorro difiere un poco de la de otros cánidos, y está condicionada por un tiempo de vida muy corto en libertad. Veamos cómo transcurre la gestación de los zorros en la naturaleza y la crianza de los cachorros de la camada.




Zorro

Zorro

Reproducción del zorro. Madurez sexual y apareamiento.

El desarrollo de las crías de zorros (también llamadas zorreznos) transcurre muy velozmente, ya que a diferencia de otros cánidos no crean un vínculo tan fuerte con sus progenitores. A los dos meses se pueden independizar totalmente abandonando su madriguera y a los cinco meses de vida ya han alcanzado un peso que se puede considerar adulto. La edad a la que alcanzan la madurez sexual estos mamíferos varía según la especie. Algunos son capaces de comenzar sus ciclos sexuales desde los 5 meses de edad, mientras que otros deberán esperar hasta los 9 o 10 meses para que sus órganos reproductivos se encuentren completamente desarrollados.



Otra particularidad de la especie es la flexibilidad en su comportamiento reproductivo (pueden ser monógamos o polígamos). Muchos zorros son capaces de hacer una asociación selectiva de pareja, por lo que solo se aparean con una misma compañera sexual durante toda su vida reproductiva, hasta que inevitablemente uno de los dos muere. Durante este período de tiempo se establece entre la pareja un vínculo de cooperación a largo plazo para la crianza de las diferentes camadas. Aun cuando no es temporada reproductiva se pueden ver a los dos zorros compartiendo alimentos o simplemente interactuando a nivel social.

En cambio otras especies muestran un comportamiento polígamo legítimo y los machos acuden a los territorios de las hembras en temporada de cría buscando parejas receptivas para copular. Esta variabilidad de su comportamiento parece estar influenciada por las características de los territorios donde habitan.

Los zorros monógamos defienden a sus parejas a toda costa durante la época reproductiva, impidiendo que otros machos copulen con ella. Los enfrentamientos entre los machos por las hembras terminan muchas veces trágicamente, con la muerte de uno de los ejemplares. Los machos jóvenes deben salir a menudo en busca de nuevos territorios donde encontrar una pareja sexual receptiva. El fuerte hedor que caracteriza a estos animales es segregado por una glándula que tienen junto a la cola y les ayuda a localizar a otros zorros a kilómetros de distancia.

La temporada reproductiva de los zorros es variable en dependencia de su localización geográfica. Las especies que habitan en las latitudes australes son propensas a criar en los meses de diciembre y enero, mientras que las de las regiones boreales muestran preferencia por los meses comprendidos entre febrero y abril.

Las hembras se muestran receptivas por un período de tiempo que puede durar una semana, aunque en algunas puede extenderse un poco más de tiempo. Durante este tiempo en celo que se muestran receptivas a copular con los machos, se producen los apareamientos que no exceden de los 30 minutos.

Los zorros son capaces de criar cada año una nueva camada debido a que son monoestros. Como tienen una esperanza de vida de 5 a 7 años en libertad, solo podrán tener de 5 a 6 partos durante toda su vida adulta.

Período gestacional del zorro

El tiempo de gestación de los zorros es de 52 días como media. En dependencia del tamaño de la camada la hembra puede adelantarse o atrasarse unos días en su fecha de parto.

Zorro pequeño

Zorro pequeño

Nacimiento y cría del zorro

El macho crea un vínculo familiar muy cercano con la hembra y sus crías. Cuida a su pareja durante todo el tiempo de gestación y se asegura de tener un refugio seguro para que dé a luz a la camada. Muchas veces en un mismo territorio un zorro es capaz de tener varias madrigueras, algunas las fabrica él mismo cavando en la tierra y las utiliza para almacenar comida. También puede aprovechar las ventajas que le brinda el terreno para refugiarse, como son las aberturas entre las rocas, los huecos en los árboles y otros sitios similares.

Durante los casi dos meses que dura la gestación del zorro, la hembra permanece oculta dentro de la madriguera y el macho se encarga de su sustento. Una vez que nacen los cachorros la madre comienza a alimentarlos con su leche y permanecerán dentro de la guarida durante el tiempo que se prolongue la lactancia. El padre se muestra protector con toda la familia y sigue alimentando a la madre para que no abandone a las crías ni un segundo.

Las crías de cachorros nacen casi desprovistos de pelos, por lo que son muy vulnerables a las condiciones climáticas de su hábitat. Su madre se encarga de mantenerlos calientes mientras no capaces de termorregular su temperatura, si su calor corporal no serían capaces de sobrevivir a las primeras semanas de vida.

Los pequeños de una camada pueden comenzar a jugar entre ellos a las pocas semanas de haber nacido, estas actividades lúdicas le ayudan a fortalecer sus músculos e irse entrenando para la caza que les dará sustento durante su vida adulta. Durante este tiempo es común ver a los cachorros jugando al tira y afloja con las presas que el padre deja resguardadas en la guarida para su alimentación.

La madre puede ser capaz de amamantar a su camada hasta los 10 meses, que es la edad promedio en que los cachorros alcanzan su adultez, pero muchas veces los pequeños abandonan la madriguera un poco antes (sobre los 2 o 3 meses) para aventurarse en el mundo exterior. Otros en cambio deciden permanecer junto al padre o la madre una vez que han sido completamente destetados, ayudándolos en la crianza de las nuevas camadas. Las hembras son más propensas a permanecer en sus territorios mientras que los machos se aventuran a conquistar nuevos lugares para establecerse.

¿Cuántas crías tiene los zorros?

En general, las camadas de zorros pueden tener entre 4 y 6 cachorros, siendo la media de la especie 5 zorreznos. A pesar de esto las camadas pueden llegar a ser más numerosas en algunas especies y alcanzar las 13 crías.

 




También te puede interesar



http://www.gestacionde.com/del-rinoceronte/

La gestación y reproducción del rinoceronte

Los rinocerontes son animales sumamente amenazados en la vida natural. El éxito reproductivo de las cinco especies que aún se conservan, es fundamental para la preservación de estos mamíferos en la vida silvestre, por lo que es importante conocer sobre las características de su reproducción. Los rinocerontes tienen un tiempo de gestación que oscila entre 15 y 18 meses, el intervalo entre nacimientos puede superar los cinco años y solo ven nacer a una cría cada vez. Unido a esto se encuentra el hecho de que en ocasiones no les resulta nada fácil encontrar una pareja para reproducirse, lo que complica aún más la dinámica de reproducción del rinoceronte. En nuestro artículo te contamos mucho más sobre el apareamiento y la gestación de los rinocerontes ¡Sigue leyendo!




Rinoceronte y su cría

Rinoceronte y su cría

Reproducción del rinoceronte. Madurez sexual y apareamiento.

El intervalo de tiempo en el que los rinocerontes comienzan su actividad sexual varía para las cinco especies de la familia Rhinocerotidae, además de existir diferencias entre los machos y las hembras. A pesar de esto se puede trazar una edad promedio de madurez para todas las hembras de la familia que oscila entre 5 y 8 años de edad, mientras que la de los machos se encuentra entre los 7 y 10 años. Los machos por lo general siempre tardan un par de años más que las hembras de su especie en comenzar sus ciclos sexuales, y aun cuando tienen la capacidad de procrear antes, deberán esperar hasta encontrar una pareja adecuada.



Como sucede con otros mamíferos, los rinocerontes que se encuentran en cautiverio también pueden estar listos para aparearse mucho antes que los que viven en sus hábitats naturales.

Los rinocerontes no tienen marcadas épocas reproductivas, por lo que pueden criar durante todo el año, pero hay especies como las que habitan en la sabana africana (el rinoceronte negro y el blanco) que muestran una preferencia por las temporadas de lluvias (verano y otoño) para la reproducción, por la abundancia de alimentos que esta trae consigo.

Tanto el macho como la hembra tienen características singulares en su aparato reproductor. En el macho los testículos no han descendido y el pene se encuentra dirigido hacia atrás. La hembra por su parte tiene dos mamas que se encuentran localizadas en sus patas traseras.

Los rinocerontes son animales solitarios y territoriales, este comportamiento está marcado además por un carácter muy poco sociable por lo que el cortejo no suele ser nada sencillo. Las hembras se aventuran al territorio de los machos una vez que da inicio su época de celo. Atraen a los machos con las feromonas presentes en su orina, que rocían por todo el lugar.

Los machos disponibles generalmente compiten entre ellos por el derecho a copular con una hembra. Mientras más grande y maduro sea el ejemplar, más chance tendrá de salir victorioso de su enfrentamiento. El ganador rocía su orina en señal de victoria y una vez que ha demostrado su supremacía sobre el resto del grupo, intenta el acercamiento a la hembra progresivamente. Si la hembra intenta huir intimidada, el macho puede empezar a bramar con chillidos característicos de la especie, esperando convencer a la hembra de lo que acepte. También pueden luchar entre ellos si la hembra se resiste por todos los medios a la cópula.

Cuando finalmente convienen en aparearse, ambos individuos permanecen juntos durante el período de tiempo que les toma el apareamiento (puede ser días o incluso semanas). Durante este tiempo copulan una y otra vez, por intervalos de tiempo que no superan la media hora. La concepción de una nueva cría está asegurada luego de todos estos encuentros sexuales. Terminada la tarea reproductiva, la hembra y el macho siguen caminos separados.

A partir de este momento y como es común en los vivíparos, la hembra de rinoceronte lleva en su vientre la cría durante todo el tiempo de gestación.

Período de gestación del rinoceronte

La hembra de rinoceronte tiene un tiempo de gestación que oscila entre 15 y 18 meses. El rinoceronte blanco es de todas las especies de la familia la que más demora en la gestación de su cría, ya que su preñez puede extenderse hasta los 18 meses. Este es uno de los períodos gestacionales más largos de la fauna terrestre, siendo superado solamente por el del elefante.

Nacimiento y cría del rinoceronte

Al momento del nacimiento, el pequeño rinoceronte apenas puede sostenerse en pie, pero al cabo de los 3 días sus capacidades motoras mejoran extraordinariamente y son capaces de seguir a su madre.

La madre establece un vínculo afectivo importante con su cría desde el primer momento, la amamanta con su leche y la protege de los potenciales depredadores de su hábitat. El carácter agresivo y hosco de la hembra desaparece por completo, por el contrario se suelen mostrar cariñosas y maternales con sus crías.

Alrededor de la primera semana de vida las crías comienzan a ampliar su dieta vegetariana, alternando el consumo de leche materna con la ingesta de pasto del suelo. No obstante la lactancia de los rinocerontes se suele extender hasta los 12 o 18 meses de edad.

Una vez que las crías han sido completamente destetadas, permanecen junto a la madre durante algunos años más, los machos pueden acompañarla durante 4 años y las hembras un tiempo más prolongado. La madre suele esperar entre dos y tres años para aparearse nuevamente. El nacimiento de una nueva cría generalmente trae consigo para la madre la necesidad de apartar a las más jóvenes de su lado.

Los jóvenes machos deberán encontrar su propio territorio cuando se independizan de la madre, y esta puede ser una tarea difícil porque los mejores lugares ya han sido tomados por los ejemplares de mayor edad. A causa de esto los jóvenes rinocerontes pueden pasar muchas penurias por la falta de alimento y agua, lo cual muchas veces pone en peligro incluso su supervivencia en el medio natural.

Rinoceronte pequeño

Rinoceronte pequeño

Preguntas frecuentes sobre la reproducción del rinoceronte.

¿Cuántas crías puede tener un rinoceronte?

De manera general los rinocerontes solo son capaces de tener una cría en cada parto, pero las dos mamas que poseen las hembras en sus patas traseras demuestran que les es posible alimentar a dos cachorros al mismo tiempo. En consecuencia se han registrado partos gemelares a lo largo de la historia, pero el número es tan bajo que se considera una excepcionalidad en la especie.

¿Cómo se reproducen los rinocerontes?

Mediante reproducción sexual

¿Cómo nacen los rinocerontes?

Como la mayoría de los mamíferos. Mas arriba puedes ver el video de un nacimiento.




También te puede interesar