Gestación y reproducción de los gatos

Los gatos y los perros son sin duda alguna los animales domésticos más cercanos al hombre, especialmente los felinos conviven con él desde tiempos inmemoriales sirviéndole como animal de compañía. Es de esperar entonces que todo lo relacionado con la gestación de los gatos sea de sumo interés para sus dueños. En este artículo podrás conocer todos los detalles sobre el embarazo de los gatos, cuánto dura el período de celo, el tiempo de gestación, la cantidad promedio de gatitos de un nacimiento y mucha más información sobre la reproducción de los gatos en general. Esto te permitirá hacer un seguimiento adecuado de la preñez de tu mascota y proporcionarle los cuidados que necesita para lograr a toda su camada.




Gata en gestación

Gata en gestación

Reproducción de los gatos. Madurez sexual y ciclo reproductivo.

El tiempo en que los felinos alcanzan su madurez sexual varía en dependencia del género. En el caso de los machos suele darse sobre los 6 o 7 meses de vida, mientras que las hembras están aptas generalmente a los 4 o 5 meses para reproducirse.



Al igual que otras hembras de la clase de los mamíferos, la gata tiene un período de celo (también se llama a esta fase estro) que puede presentarse varias veces en el año, con una duración promedio de 7 días. Los dueños del animal pueden darse cuenta de que la gata está en celo por su comportamiento, generalmente se muestra más cariñosa de lo habitual, se frota contra los objetos a su alrededor y maúlla con frecuencia. Estos signos son observables incluso en los días previos al celo, pero con menos intensidad.

Cuando viven en colonias es común que los machos compitan por el derecho a copular con una gata, de esta manera el vencedor es el que se lleva el premio. Cuando un macho intenta aparearse con una gata, lo normal es que esta se resista, por eso el macho tratará de inmovilizarla mordiéndola en la parte trasera del cuello. Durante la penetración la hembra puede sentir dolor y esto es debido a la anatomía del pene del macho, el cual posee unas puntas en la parte delantera que le permiten estimular la ovulación femenina cuando entran en contacto con la vagina. Estas características reproductivas son comunes en otros animales como por ejemplo el león.

Una característica curiosa sobre la reproducción de los gatos es las gatas pueden aparearse con varios machos durante la misma fase ovulatoria, trayendo esto como consecuencia que las crías de una misma camada tengan a menudo distintos padres.

Cuando transcurre el estro y no se ha producido la fecundación de la gata, esta pasa a una fase que es conocida como diestro, en la cual la hembra debe ovular normalmente. La última fase del ciclo reproductivo de los gatos es el anestro, la cual es de descanso fundamentalmente y puede durar hasta 90 días.

Te puede interesar:  La gestación del escorpión

Período de gestación de los gatos

El tiempo de gestación de los gatos dura normalmente de 62 a 67 días (con un promedio de 64 días), contando a partir del día que tuvo lugar la cópula. Traducido en semanas serían de 9 a 10 semanas aproximadamente.

La extensión o disminución de este período de gestación puede estar influenciada por la raza del felino, como es el caso de las gatas siamesas que pueden tener un embarazo prolongado hasta 70 días. Además puede influir el número de gatitos de la camada, ya que mientras mayor sea este menor es el tiempo de gestación del animal y viceversa. Como las gatas pueden sufrir estrés psicológico, cualquier factor ambiental también puede provocar el adelanto o el atraso del nacimiento de las crías.

Embarazo de los gatos

Primeramente debemos decir que la tenencia responsable de mascotas hoy en día es primordial, de manera que los embarazos de nuestros animales de compañía deben ser debidamente planificados o si no nos interesa que tengan descendencia debe ser esterilizados a tiempo.

Gatos mamando

Gatos mamando

Ante la sospecha de que tenemos una gata preñada en casa debemos acudir al veterinario para que este confirme el diagnóstico, lo ideal es que durante todo el tiempo que dure el embarazo este especialista realice varios reconocimientos al animal. A partir del día 20 de gestación será posible escuchar los latidos de los diminutos corazoncitos de los cachorros. Mediante una ecografía (día 21 al 30) será posible determinar con certeza el estado de gravidez del animal, además de calcular con mayor exactitud el período de gestación de la gata y la fecha del parto. El especialista también puede optar por realizar una palpación abdominal (después del día 21) o una radiografía (después del día 42), la cual se considera totalmente segura en la actualidad.

No obstante también hay signos que nos pueden alertar de que nuestra gata está gestando una nueva camada, aunque serán poco evidentes hasta la tercera o cuarta semana de gestación. El cambio de coloración y la hinchazón de las mamas son de los síntomas visibles más importantes que vamos a observar en este período. En cuanto al comportamiento podemos notar una ambivalencia que dependerá de cómo afecten las hormonas del embarazo al animal, algunas hembras son propensas a volverse ariscas y solitarias, mientras que otras se vuelven más cariñosas y sociables con sus dueños.

Te puede interesar:  La gestación de las focas

A medida de que las crías comiencen a crecer en el vientre materno, este irá aumentando de tamaño progresivamente. Para evitar el esfuerzo adicional que requiere el desplazamiento, es importante que la futura mamá tenga a mano el alimento y un recipiente con agua. Un especialista nos podrá aconsejar de los cambios en la dieta que deberemos introducir en cada momento del embarazo, ya que para un buen desarrollo fetal la madre necesitará un mayor aporte calórico y el consumo de vitaminas.

Una vez que el embarazo de la gata haya llegado a término o incluso con una semana de antelación, observaremos cambios bruscos de su comportamiento y rutina. Lo común es que las hembras gestantes pierdan el apetito antes de dar a luz, se muestren inquietas, se laman el abdomen y maúllen con intensidad. Al igual que los perros, los gatos buscan instintivamente lugares tranquilos y retirados para el momento de dar a luz.

Parto de los gatos

El descenso de la temperatura corporal de la gata y la intensificación de sus maullidos, serán los dos principales indicadores que tendremos de que la hembra ha comenzado el trabajo de parto.

Es poco probable que la gata necesite nuestra ayuda para dar a luz a sus gatitos. Por regla general las hembras felinas son bastante autosuficientes e instintivas, de modo que sabrán lo que deben hacer en cada momento y el parto transcurrirá normalmente. Nuestra presencia debe ser muy cautelosa para evitar generar un estrés adicional a la hembra, sobre todo si se trata de una gata primeriza.

Cuando comienzan los nacimientos, la gata corta el cordón umbilical, empieza a limpiar a cada uno de los neonatos y a ingerir las placentas expulsadas con cada uno de ellos. También puede estimular su respiración con lengüetazos en caso de ser necesario.

El ritmo de nacimientos es variable en todos los partos, el primer gatito nace alrededor de una hora después de haber comenzado el parto, el resto puede ir naciendo en intervalos que oscilan entre 10 y 60 min. No es poco común que las gatas tomen un descanso intermedio y los nacimientos se retrasen 24 o incluso 48 horas. Ante cualquier complicación o preocupación conviene tener a mano el teléfono de un veterinario para que pueda atender a la recién estrenada mamá o en casos extremos realizar una cesárea de emergencia.

¿Cuántas crías tiene un gato?

Una camada de gatitos suele tener un promedio de entre tres y seis cachorros, aunque en las camadas más grandes estas cifras pueden elevarse hasta nueve. Siempre hay que tener en cuenta que una gata primeriza tiene más posibilidades de tener una camada pequeña que una gata experimentada, aunque luego de su primer parto seguro podrá dar a luz un mayor número de crías.

Te puede interesar:  La gestación de la vaca

También hay que tener en cuenta que las camadas grandes pueden ser peligrosas, el poco espacio en el vientre materno y la dilatación del parto pueden provocar la muerte prematura de alguno de los cachorros. Además puede suceder en estos casos que no todas las crías puedan ser alimentadas de igual manera por la madre, por lo que se puede reforzar la alimentación de los neonatos más débiles con una lactancia artificial.

Posparto de los gatos

Las gatas tienen un instinto maternal muy fuerte, que se puede incluso comparar con el de las mujeres si se quiere. Es por eso que desde el momento del nacimiento estas se mostrarán muy preocupadas y protectoras con su camada, incluso ante sus dueños. Lo mejor es en las horas posteriores al parto darle su espacio tanto a la madre como a los recién nacidos.

Lo recomendable es que se prepare un lugar confortable dentro de la casa para que se establezca la madre y los neonatos una vez que se haya producido el alumbramiento. Se puede utilizar una caja con dimensiones generosas, que se encuentre aclimatada con algunas mantas para darles calor a los cachorros en las primeras horas de vida. No te sorprendas si la gata cambia de lugar varias veces con sus crías intentando encontrar el mejor sitio para amamantarlos, ese es un comportamiento que se observa muy a menudo.

Preguntas frecuentes sobre la gestación del gato

¿Cuánto dura el apareamiento de los gatos?

El acto sexual es de unos pocos segundos, pero el cortejo puede durar desde minutos o hasta días.

¿Cada cuánto tienen cría los gatos?

Algunas gatas pueden caer en celo solo dos semanas después de haber parido, y por tanto están listas nuevamente para quedar preñadas. Otras hasta las cuatros semanas.

¿Cuál es la edad reproductiva de los gatos?

Las hembras ya están aptas para reproducirse sobre los cuatro meses, pero los machos pueden tardar dos o tres meses más.

¿Cuánto dura el parto de una gato?

Depende de la cantidad de crías y los intermedios que decida tomar la gata. Normalmente en unas pocas horas, pero en casos excepcionales podría tomar más de un día.

¿Cómo se reproducen los gatos?.

Mediante reproducción sexual, como la mayoría de los mamíferos.




También te puede interesar