La gestación y reproducción del zorro

Dentro de la familia de los cánidos encontramos a los pequeños zorros, unos animales muy cautelosos que prefieren mantenerse alejados de los humanos a toda costa. A diferencia de otros de sus parientes cercanos, los zorros no se han domesticados, debido a su carácter hosco y reservado con las personas. Incluso prefieren vivir en solitario a integrarse a una manada o grupo social con sus congéneres. Las 27 especies existentes de zorros se encuentran distribuidas en todos los continentes con mayor o menor presencia, siendo las más reconocidas el zorro polar, el zorro gris, el zorro rojo y el isleño. La reproducción del zorro difiere un poco de la de otros cánidos, y está condicionada por un tiempo de vida muy corto en libertad. Veamos cómo transcurre la gestación de los zorros en la naturaleza y la crianza de los cachorros de la camada.




Zorro

Zorro

Reproducción del zorro. Madurez sexual y apareamiento.

El desarrollo de las crías de zorros (también llamadas zorreznos) transcurre muy velozmente, ya que a diferencia de otros cánidos no crean un vínculo tan fuerte con sus progenitores. A los dos meses se pueden independizar totalmente abandonando su madriguera y a los cinco meses de vida ya han alcanzado un peso que se puede considerar adulto. La edad a la que alcanzan la madurez sexual estos mamíferos varía según la especie. Algunos son capaces de comenzar sus ciclos sexuales desde los 5 meses de edad, mientras que otros deberán esperar hasta los 9 o 10 meses para que sus órganos reproductivos se encuentren completamente desarrollados.

Otra particularidad de la especie es la flexibilidad en su comportamiento reproductivo (pueden ser monógamos o polígamos). Muchos zorros son capaces de hacer una asociación selectiva de pareja, por lo que solo se aparean con una misma compañera sexual durante toda su vida reproductiva, hasta que inevitablemente uno de los dos muere. Durante este período de tiempo se establece entre la pareja un vínculo de cooperación a largo plazo para la crianza de las diferentes camadas. Aun cuando no es temporada reproductiva se pueden ver a los dos zorros compartiendo alimentos o simplemente interactuando a nivel social.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción de los ratones

En cambio otras especies muestran un comportamiento polígamo legítimo y los machos acuden a los territorios de las hembras en temporada de cría buscando parejas receptivas para copular. Esta variabilidad de su comportamiento parece estar influenciada por las características de los territorios donde habitan.

Los zorros monógamos defienden a sus parejas a toda costa durante la época reproductiva, impidiendo que otros machos copulen con ella. Los enfrentamientos entre los machos por las hembras terminan muchas veces trágicamente, con la muerte de uno de los ejemplares. Los machos jóvenes deben salir a menudo en busca de nuevos territorios donde encontrar una pareja sexual receptiva. El fuerte hedor que caracteriza a estos animales es segregado por una glándula que tienen junto a la cola y les ayuda a localizar a otros zorros a kilómetros de distancia.

La temporada reproductiva de los zorros es variable en dependencia de su localización geográfica. Las especies que habitan en las latitudes australes son propensas a criar en los meses de diciembre y enero, mientras que las de las regiones boreales muestran preferencia por los meses comprendidos entre febrero y abril.




Las hembras se muestran receptivas por un período de tiempo que puede durar una semana, aunque en algunas puede extenderse un poco más de tiempo. Durante este tiempo en celo que se muestran receptivas a copular con los machos, se producen los apareamientos que no exceden de los 30 minutos.

Los zorros son capaces de criar cada año una nueva camada debido a que son monoestros. Como tienen una esperanza de vida de 5 a 7 años en libertad, solo podrán tener de 5 a 6 partos durante toda su vida adulta.

Te puede interesar:  La gestación de la vaca

Período gestacional del zorro

El tiempo de gestación de los zorros es de 52 días como media. En dependencia del tamaño de la camada la hembra puede adelantarse o atrasarse unos días en su fecha de parto.

Zorro pequeño

Zorro pequeño

Nacimiento y cría del zorro

El macho crea un vínculo familiar muy cercano con la hembra y sus crías. Cuida a su pareja durante todo el tiempo de gestación y se asegura de tener un refugio seguro para que dé a luz a la camada. Muchas veces en un mismo territorio un zorro es capaz de tener varias madrigueras, algunas las fabrica él mismo cavando en la tierra y las utiliza para almacenar comida. También puede aprovechar las ventajas que le brinda el terreno para refugiarse, como son las aberturas entre las rocas, los huecos en los árboles y otros sitios similares.

Durante los casi dos meses que dura la gestación del zorro, la hembra permanece oculta dentro de la madriguera y el macho se encarga de su sustento. Una vez que nacen los cachorros la madre comienza a alimentarlos con su leche y permanecerán dentro de la guarida durante el tiempo que se prolongue la lactancia. El padre se muestra protector con toda la familia y sigue alimentando a la madre para que no abandone a las crías ni un segundo.

Las crías de cachorros nacen casi desprovistos de pelos, por lo que son muy vulnerables a las condiciones climáticas de su hábitat. Su madre se encarga de mantenerlos calientes mientras no capaces de termorregular su temperatura, si su calor corporal no serían capaces de sobrevivir a las primeras semanas de vida.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del armadillo

Los pequeños de una camada pueden comenzar a jugar entre ellos a las pocas semanas de haber nacido, estas actividades lúdicas le ayudan a fortalecer sus músculos e irse entrenando para la caza que les dará sustento durante su vida adulta. Durante este tiempo es común ver a los cachorros jugando al tira y afloja con las presas que el padre deja resguardadas en la guarida para su alimentación.

La madre puede ser capaz de amamantar a su camada hasta los 10 meses, que es la edad promedio en que los cachorros alcanzan su adultez, pero muchas veces los pequeños abandonan la madriguera un poco antes (sobre los 2 o 3 meses) para aventurarse en el mundo exterior. Otros en cambio deciden permanecer junto al padre o la madre una vez que han sido completamente destetados, ayudándolos en la crianza de las nuevas camadas. Las hembras son más propensas a permanecer en sus territorios mientras que los machos se aventuran a conquistar nuevos lugares para establecerse.

¿Cuántas crías tiene los zorros?

En general, las camadas de zorros pueden tener entre 4 y 6 cachorros, siendo la media de la especie 5 zorreznos. A pesar de esto las camadas pueden llegar a ser más numerosas en algunas especies y alcanzar las 13 crías.

 

También te puede interesar