La gestación y reproducción del lobo

Los lobos son depredadores hábiles que viven en manadas con estructuras sociales muy marcadas y muestran otros tipos de comportamiento inteligente gracias a que están dotados de un cerebro muy bien desarrollado. La reproducción del lobo es muy particular y está a menudo restringida para los líderes de la manada: el macho y la hembra alfa. Se entiende poco aún del proceso reproductivo de estos animales en libertad, pero al igual que el de otros mamíferos parece estar fuertemente influenciado por las condiciones de alimentación en el territorio donde habitan. Conozcamos más sobre la gestación de los lobos en el siguiente artículo.




Loba con sus crías

Loba con sus crías

Reproducción del lobo

La gran mayoría de las especies de lobos están listas para comenzar a reproducirse sobre los 2 años de edad cuando viven en libertad, aunque en cautiverio pueden comenzar un poco antes del año. A pesar de que las condiciones físicas estén creadas para concebir desde edades tempranas, muchas veces los lobos tardan unos pocos años más en tener su descendencia. Y esto es debido a que en una manada los apareamientos no ocurren libremente, ya que solo el macho y la hembra alfa tienen el privilegio de reproducirse (también son conocidos como macho reproductor y hembra reproductora debido a esto).

El resto de los miembros del grupo podrán aparearse solo si las condiciones del hábitat son propicias para incrementar el número de individuos de la manada, de lo contrario corren el riesgo de que las crías perezcan por la escasez de alimentos. En situaciones donde las reservas de comida son muy escasas o el territorio es muy reducido, pueden cesar los nacimientos por completo hasta que las condiciones se tornen más favorables.

Los lobos solo crían una vez en el año, a diferencia de otros tipos de cánidos que lo hacen dos o más veces. Los nacimientos generalmente tienen lugar en los meses de febrero a abril, dependiendo de la latitud geográfica y la especie de lobo en cuestión. Los lobos grises que viven al oeste tienen a sus crías en los meses de febrero a marzo, mientras que los que son naturales del círculo polar ártico se retrasan hasta abril. Los lobos rojos por su parte eligen los meses de enero y febrero para el nacimiento de sus cachorros.

Te puede interesar:  La gestación de las jirafas

Cuando las hembras entran en celo desprenden una gran cantidad de feromonas en la orina, además de que la vulva se muestra prominente e hinchada durante el ciclo ovulatorio. Estas son algunas de las señales que alertan a los machos de la receptividad sexual de las féminas.

El celo dura de 5 a 15 días aproximadamente. Durante este tiempo el macho y la hembra reproductora pasan mucho tiempo aislados. La cópula puede durar de 10 a 30 minutos, durante los cuales la hembra y el macho permanecen unidos físicamente. El macho monta a la hembra por detrás y eyacula varias veces dentro de su vagina, luego de lo cual ocurre la concepción y comienza la gestación.

Esta es una especie monógama, por lo que la unión de las parejas se mantiene durante toda la vida. En el caso del macho o la hembra alfa no pierden su rango al morir, sino que pueden elegir otra pareja que los sustituya.

Período de gestación del lobo

El tiempo de gestación del lobo es de 60 a 63 días, para cualquiera de las especies.




Nacimiento y cría del lobo

En el nacimiento de la camada de lobeznos solo suele estar la madre, que se aleja de la manada y se recluye en una guarida para dar a luz a los cachorros. Los recién nacidos son muy pequeños y vulnerables, en general no superan el medio kilogramo de peso, no tienen dientes ni son capaces de ver u oír en los primeros días de vida. Durante el primer mes van a depender totalmente de la madre, que los alimenta durante este tiempo exclusivamente con su leche. La hembra tiene cinco pares de pezones, dispuestos para alimentar de forma simultánea a todas sus crías.

Te puede interesar:  La gestación del escorpión

Luego de estas primeras semanas los cachorros adquieren el desarrollo psicomotor necesario para acompañar a la madre fuera de la madriguera en las primeras excursiones. Desde las dos semanas de vida los pequeños son capaces de salir a buscar alimentos, sin embargo permanecen junto a su madre de cuatro a seis meses, hasta que son suficientemente fuertes para valerse por su cuenta. A los cinco meses les sale su dentadura definitiva, sustituyendo los dientes de leche que tenían hasta el momento y pasan a llamarse lobatos. A los seis meses lobatos tienen un tamaño similar al de los adultos de la manada.

Las crías de la hembra reproductora suelen tener una especie de niñera, que es otra hembra de la manada que la alfa ha designado para el cuidado de sus cachorros luego del destete, de manera que ella pueda proseguir con las tareas de su rango. Lo cierto es que todos en la manada colaboran en el cuidado de las crías de algún modo, algunas hembras cazan para alimentarlos mientras que otras los vigilan para que estén seguros.

Con esta estrategia la manada intenta proteger el linaje, pero a pesar de estos esfuerzos solo la mitad de los lobeznos que nacen son capaces de sobrevivir al primer año de vida. Muchas veces la causa de mortalidad prematura está asociada a un déficit nutricional de la madre que repercute en la lactancia de las crías o a la disponibilidad de alimentos en el territorio. Los cachorros también pueden perecer a mano de otros depredadores o si contraen moquillo o el parvovirus canino (enfermedades que también afectan a los perros domésticos).

Lobezno

Lobezno

La jerarquía social dentro de la manada se define desde edades muy tempranas para todos. A través de peleas y enfrentamientos entre los cachorros se van asignando los rangos de la manada, siendo elegidos unos como miembros betas y otros como omega. El macho y la hembra alfa, que son los que encabezan esta jerarquía, solo pueden ser reemplazados si uno de los dos muere. Cuando los lobeznos maduran pueden intentar una escalada social dentro de la manada.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del hámster

La madurez sexual de los lobos llega a los dos años y con esta la necesidad de reproducirse. Los jóvenes machos sienten el impulso de buscar pareja por lo que a menudo abandonan su manada e intentar formar la suya propia. Pueden recorrer grandes distancias intentando encontrar un territorio libre, el cual reclamar para ellos. Las hembras generalmente eligen permanecer en su misma manada una vez que maduran.

Cantidad de crías del lobo

Las camadas de lobos pueden tener de 1 a 7 cachorros, aunque se han registrado algunos partos en los que han nacido hasta 11 lobeznos. En esta especie la fertilidad aumenta con la edad, de esta manera las hembras mayores tendrán camadas más numerosas que las hembras más jóvenes.

Preguntas frecuentes sobre la gestación de los lobos

¿Cuantas crías tiene el lobo mexicano?

Como promedio pueden ser 4 o 5 cachorros, pero existen registros de hasta 10 cachorros.

Tipo de reproducción del lobo.

Reproducción sexual.

Cuanto dura el embarazo de un lobo.

Entre 60 y 63 días.

También te puede interesar