La gestación y reproducción de los perros

Como sucede con otros mamíferos vivíparos, las hembras caninas pueden sustentar en su vientre una cría hasta el momento del nacimiento. No importa la raza o el tamaño del can, el proceso de gestación de los perros siempre comienza con la fertilización de un óvulo de la hembra en su interior. Durante el período gestacional y hasta el nacimiento de los cachorros, se suscitan muchas dudas e inquietudes para los dueños del animal, los cuales son los principales responsables de velar por el bienestar de la futura madre y su camada. En este artículo te ayudaremos a conocer todo lo que necesitas saber sobre la reproducción de los perros, el parto y el posparto.




Perra prenada

Perra prenada

Reproducción de los perros

Los perros domésticos generalmente tienen un ciclo reproductivo más precoz que los que se encuentran en libertad, lo cual casi siempre está determinado por los deseos de sus dueños de que estos tengan una pronta descendencia. La gran mayoría de las razas domesticadas alcanzan su completa madurez sexual entre los seis y doce meses de edad, solo en unas pocas puede retrasarse la pubertad hasta los dos años de vida. Estas capacidades reproductivas pueden mantenerse completamente funcionales hasta edades muy avanzadas.

La época de celo de las perras ocurre dos veces en el año o cada seis meses aproximadamente. Este es el período donde se encuentran más receptivas sexualmente y su cuerpo está preparado para la gestación. El período de fecundidad dura alrededor de una semana, por lo que es posible que la perra copule con más de un macho durante este tiempo.

Planificación del embarazo de los perros

Siempre es conveniente que la gravidez de las mascotas sea responsablemente planificada por sus amos y no sea dejada al azar, evitando así complicaciones durante el embarazo y el nacimiento de una camada no deseada. Así que una vez que hemos decidido fertilizar a nuestra perra, debemos asegurarnos de que se encuentre completamente saludable, lo que incluye que haya sido desparasitada y vacunada previamente. Si la preñez ocurre accidentalmente habrá que esperar a que los cachorros sean destetados para poder vacunar a la madre, aunque sí se puede desparasitar durante el proceso de gestación (recomendablemente entre los 30 y 45 días).

Período gestacional de los perros

El período gestacional de los canes no se puede calcular con exactitud, por lo que siempre se habla de un aproximado de dos meses. En términos más específicos el tiempo de gestación de un perro puede durar de 58 a 65 días, lo cual da una media de 63 días.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del rinoceronte

El período de gestación va a estar determinado por diversos factores como los cuidados que ha tenido la madre, las características de la raza y el individuo, el tamaño de la camada, la media familiar, entre otros. Por regla general un embarazo que trae una gran camada debe desencadenar el parto más temprano que otro de una camada pequeña, esto es debido a que los cachorros ocupan más espacio en el útero y el cuerpo de la madre sufre un mayor desgaste en la última etapa de la gestación. El tamaño de la raza de la madre también influye en el término del embarazo, siendo las razas pequeñas más propensas a tener embarazos largos, mientras que en las de mayor tamaño generalmente son más cortos.

Ya vez que no es necesario preocuparse si los cachorros se retrasan un poco, siempre que el período de gestación se encuentre en el rango promedio especificado. Pasados los 68 días si se debe recurrir rápidamente a un veterinario ya que esta es la fecha tope para una gestación canina normal, posiblemente será necesario inducir el parto o realizar una cesárea.

Por otra parte antes del día 58 se considera el nacimiento prematuro y los cachorros tienen un alto riesgo de muerte en los primeros días de vida, si no nacen muertos ya. Generalmente la camada necesita unos días más en el útero para terminar de desarrollar sus pulmones y tener alguna posibilidad de sobrevivir.

Embarazo de los perros

Normalmente los primeros veinte días de gestación de una perra transcurren normalmente, sin síntomas evidentes. Para confirmar el estado de gravidez hay que esperar entre 25 y 30 días, momento en el cual se podrá realizar una ecografía diagnóstico y conocer el estado general de los embriones. Si se desea una confirmación más temprana se puede optar por una radiografía alrededor de las 6 semanas después de la monta, con la que solamente podremos conocer la cantidad de cachorros de la camada.

Una vez que tengamos confirmada la preñez de nuestra perra es necesario realizar un cambio en su dieta para asegurar un buen desarrollo fetal, aunque lo ideal es hacerlo desde que sepamos que ha sido cubierta por un macho.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del venado



Las revisiones veterinarias durante el embarazo son importantes, además de comprobar que el crecimiento de los cachorros va según lo esperado, se pueden diagnosticar a tiempo problemas en el embarazo. Ante la presencia de algún tipo de sangrado también se debe acudir de inmediato al veterinario porque puede ser el indicador de un aborto espontáneo.

Algunos síntomas que pueden indicar que la futura mamá está cerca del momento del alumbramiento son el descenso de la temperatura corporal, el inicio de la producción de leche y cambios en su comportamiento habitual (puede mostrarse inquieta y recluirse en sitios tranquilos y oscuros).

Parto de los perros

Al igual que ocurre con los humanos y el resto de los animales, el acto del parto y el nacimiento de los cachorros debe trascurrir normalmente, por lo que raras veces se necesita de intervención especializada. Un período de parto normal puede transcurrir entre 12 y 24 horas, aunque en las perras primerizas se puede prolongar hasta 36 horas.

Lo ideal es que la perra dé a luz sus cachorros en un ambiente familiar y tranquilo, sin demasiadas miradas o interrupciones, de lo contrario puede retrasarse el proceso natural de alumbramiento. Ella instintivamente sabrá qué hacer, solo podemos ser simples vigilantes de sus esfuerzos para dar a luz, observando si existe alguna complicación en el nacimiento de los cachorros.

El parto de una perra consta normalmente de tres fases. La primera fase es preparatoria, el cuello del útero se relaja y dilata para permitir la salida de los cachorros por el canal, también pueden aparecer algunas contracciones uterinas aunque débiles. La segunda fase es la decisiva ya que comienzan los esfuerzos de la perra para lograr expulsar a los cachorros. Se tumba sobre un lado y comienza a tener contracciones más intensas y frecuentes, a la vez que empuja con fuerza hacia el extremo posterior de su cuerpo. No existe un patrón para el nacimiento, los cachorros pueden nacer cada 15 minutos o demorarse por espacio de horas. Si luego de 8 horas de trabajo de parto con contracciones no ha nacido ni un solo cachorro, entonces será recomendable llamar a un veterinario. La tercera y última fase es la que corresponde a la salida de las placentas, que generalmente vienen acompañadas de los cachorros aunque pueden tardar un poco más.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción de los conejos

Cuando el parto no se produce de manera natural debido a complicaciones o a una gestación demasiado prolongada, entonces será necesario recurrir a una cesárea. Las razones para un parto distócico generalmente son de origen materno, como pueden ser el sobrepeso, una mala alimentación durante el embarazo o una edad muy avanzada. Aunque el tamaño excesivo de los cachorros y su mala colocación en el conducto pélvico también pueden ser motivos de una cesárea.

Cantidad de crías de los perros

Al término de la gestación de un perro pueden nacer múltiples crías. Una camada promedio puede contar con seis cachorros, aunque esta cifra puede elevarse a 12 o disminuir hasta 2, en dependencia del tamaño de la raza y si se trata de una madre primeriza o no. Las razas de perros grandes tienen por regla general crías bastante numerosas, con un promedio de 8 a 12 cachorros, mientras que las razas pequeñas se caracterizan por camadas menores que no sobrepasan los 4 cachorros.

Cachorros mamando

Cachorros mamando

Posparto de los perros

Pasados unos días del parto es normal que la perra siga expulsando restos de sangre, esto ocurrirá hasta que vuelva a la normalidad su aparto genitourinario. No te asustes si la vez ingiriendo los restos de las placentas y los cordones umbilicales de sus cachorros, este es un comportamiento totalmente normal ya que ella misma se encarga de limpiarlos y estimular su respiración mediante continuos lamidos.

En aras de evitar la pérdida de alguna de las crías durante las primeras horas de vida, siempre es conveniente que se prepare un lugar cálido cubierto con mantas, para que la recién estrenada mamá pase la noche con sus cachorros. Ten en cuenta que haya suficiente espacio para que la perra pueda acostarse cómodamente a alimentar a todos sus cachorros neonatos.

Preguntas frecuentes sobre la gestación de los perros

Tiempo de gestación de un perro:

Entre 58 y 55 días.

Tipo de fecundación de los perros:

Reproducción sexual.

Cuantos meses de gestación tiene un perro.

2 aproximadamente.

Edad gestacional de los perros.

La mayoría de sus razas en tres los 6 y 12 meses. Solo algunas razas hasta los 2 años.

También te puede interesar