La gestación de las jirafas

Las jirafas no solo son animales muy vistosos, sino también los de mayor altura en todo el reino animal. La cima de la cabeza de estos animales puede encontrarse a casi 6 metros de altura, pero además de su anatomía también hay mucho que conocer de sus hábitos reproductivos y sociales. Las jirafas poseen un período gestacional que dura entre 14 y 15 meses, muy superior al del ser humano e incluso al de otros animales terrestres de gran envergadura. La llegada al mundo de los terneros es bastante dura, debido a que la madre da a luz de pie y estos deben caer desde una altura de casi 2 metros. Si quieres conocer más detalles sobre la gestación de las jirafas, sigue leyendo nuestro artículo sobre ellas.




Jirafa y su cría

Jirafa y su cría

Madurez sexual de las jirafas

La madurez sexual de las jirafas hembras llega sobre los 3 o 4 años de edad, mientras que la de los machos se retrasa un par de años más. Los machos generalmente no se aparean hasta cumplir 7 u 8 años, ya que en este momento es que estarán en condiciones de demostrar su superioridad ante el resto. Las competiciones entre machos pueden incluir cabezadas, usando sus pesados cuellos para ello.

Apareamiento de las jirafas

Las jirafas son capaces de reproducirse durante todo el año, ya que no tienen una temporada de apareamiento específica como otros animales. Basta que un macho y una hembra fértil receptiva se encuentren para que tenga lugar la cópula. A pesar de esto tienen preferencia por la temporada de lluvias donde la vegetación es más abundante. Las que viven en cautividad y tienen abundantes suministros de comida no toman en cuenta este factor de igual manera que las de vida salvaje, que se estresan fácilmente cuando la comida y el gua escasean en su medio.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del koala

Los machos eligen a las hembras jóvenes por encima de las de mayor edad, a pesar de que reproductivamente son capaces de tener descendencia hasta los 20 años. Gracias a un órgano auxiliar del sentido del olfato que poseen entre la entre la nariz y la boca (llamado vomeronasal), los machos son capaces de detectar el estro en la hembra. Para determinar que una hembra fértil se encuentra receptiva, el macho deberá probar su orina y así reconocer las sustancias químicas odorantes que esta contiene.

Una vez que un macho ha encontrado una hembra en celo, dentro o fuera de su territorio, intentará cortejarla. Como parte del ritual del cortejo la pareja puede intercambiar roces y hacer suaves movimientos, en especial con sus cuellos.




Período gestacional de las jirafas

El período de gestación de las jirafas se extiende de 14 a 15 meses, empezando a contar desde que ocurre la concepción.

Nacimiento y cría de las jirafas

El nacimiento de los terneros suele ser algo rudo. Las jirafas hembras dan a luz a sus crías de pie, por lo que estas para llegar al mundo deben caer de su parte trasera hasta tocar el suelo. No sufren ningún daño porque se encuentran protegidas con el saco embrionario, que se rompe precisamente con el impacto de la caída.

Gracias a su largo tiempo de gestación, los bebés jirafas nacen con un muy buen desarrollo psicomotor. En general son capaces de sostenerse de pie a los 30 minutos de nacidos y comienzan a alimentarse de las mamas de la madre en cuatro patas en la primera hora. Aunque parezca increíble al cabo de las 2 horas son capaces de caminar por sí solas e incluso hacer carreras cortas, aunque este ejercicio suele ser un poco agotador para las crías en los primeros días de vida.

Jirafas

Jirafas

La lactancia de esta especie se prolonga hasta los 12-13 meses de vida. Gracias a esta logran crecer más de 4 pies en el primer año. La leche de jirafa es muy nutritiva, pero sobre los dos meses los pequeños deberán incorporar a su dieta algunas especies vegetales, de las que consumen mayormente los tallos y hojas.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del jabalí

El cuidado parental de las jirafas recae mayormente en la madre, el macho no tiene un papel muy activo en la crianza de los pequeños aunque muestra una actitud amistosa. En las manadas de crías se agrupan varias hembras con cachorros, y pueden delegar el cuidado de varias crías a una sola hembra para que el resto vaya a alimentarse (como especie de guarderías de jirafas).

A pesar de que pasan la mayor parte del tiempo resguardadas por sus madres y las hembras cuidadoras de la manada de cría, muchos terneros perecen a mano de los depredadores (leopardos, leones y hienas) antes de alcanzar el primer año de vida. Se estima que de 25 a un 50% de los  nacidos logran sobrevivir a esta etapa infantil y convertirse en adultos. Las crías que sobreviven pueden permanecer con su madre hasta el nacimiento de su siguiente camada, aunque muchas veces el vínculo madre-hijo se rompe mucho tiempo antes.

Cantidad de crías de la jirafa

Las jirafas tienen en cada parto una sola cría, aunque también se han registrado nacimientos de gemelos en esta especie.

También te puede interesar