La gestación y reproducción humana

El ser humano es el animal que ha alcanzado el mayor desarrollo en la escala evolutiva, siendo uno de sus rasgos más destacados la presencia de un complejísimo sistema nervioso central. En consecuencia la reproducción humana es la más peculiar y compleja de todo el reino animal. El ser humano con un tiempo de gestación de 40 semanas o 9 meses aproximadamente, es capaz de desarrollarse completamente dentro del útero materno hasta que está listo para nacer.




La vida humana comienza cuando el espermatozoide masculino se fusiona con el óvulo femenino, compartiendo ambos gametos su información genética para la formación de un cigoto, que luego de concluir su desarrollo embrionario se convertirá en un feto y al momento del nacimiento en un neonato. A lo largo de la gestación son muchos los procesos fisiológicos que intervienen en el desarrollo y crecimiento del feto humano, si quieres conocer más en detalle las peculiaridades de la gestación en la mujer, en nuestro artículo encontrarás mucha información sobre el tema.

Mujer embarazada

Mujer embarazada

Madurez sexual del ser humano

El proceso de madurez sexual, donde se inician en el cuerpo de los niños y niñas los cambios físicos necesarios para alcanzar la capacidad de reproducirse, se conoce como pubertad. Esta es la primera etapa de la adolescencia y en ambos sexos se inicia entre los 9 y 15 años de edad.  Finalizada la etapa de adolescencia, sobre los 19 0 20 años de edad, se considera que el ser humano ha alcanzado completamente su adultez.

Cambios físicos que ocurren en las niñas como parte de la pubertad:

  • Crecimiento de las mamas y el útero
  • Crecimiento del vello en la zona genital
  • Aumento de la estatura y cambios en la composición corporal
  • Crecimiento de vello corporal (axilas, zona perianal, encima de los labios, etc.)
  • Aparición del acné vulgar.
  • Presentación del primer sangrado menstrual.

Cambios físicos que ocurren en los niños como parte de la pubertad:

  • Aumento de estatura y peso
  • Crecimiento del vello en la zona genital
  • Crecimiento de vello corporal (cara, piernas, brazos y axilas)
  • Desarrollo de la masa muscular
  • Cambios en el olor corporal
  • Crecimiento de la nuez de Adán
  • Engrosamiento de la voz
  • Crecimiento del pene y los testículos
  • Primera eyaculación de semen

La mujer consigue la maduración de sus órganos reproductivos y con ellos la posibilidad de concebir, por regla general con la llegada de la primera menstruación. La edad promedio con que se presenta el primer episodio de sangrado vaginal en una adolescente suele rondar los 12 años, aunque esta cifra puede tener una variación individual. Biológicamente la mujer debe estar preparada para concebir una vez que se ha presentado su primera menstruación, pero hay ocasiones en que la ovulación no se presenta en los primeros ciclos menstruales y la fertilidad se retrasa un poco más.

El hombre por su parte es capaz de fecundar un óvulo cuando se produce la primera eyaculación de semen o espermarquia. Este episodio es el equivalente a la primera menstruación en la mujer y suele ocurrir de forma involuntaria durante la noche en las llamadas poluciones nocturnas. La edad promedio donde aparece la espermarquia oscila entre los 12 y 14 años de edad, aunque también puede adelantarse o retrasarse sin que esto signifique un atraso en el desarrollo sexual del individuo.

Te puede interesar:  La gestación de las ardillas

Reproducción humana

La reproducción humana es de tipo sexual, lo que significa que para la creación de un nuevo individuo es necesario la unión de un gameto femenino y otro masculino de la misma especie. Cuando se fusionan los núcleos de los dos gametos se combinan los genes de ambos progenitores, de manera que la progenie obtenga un genoma diferente al de sus padres. Como resultado de la fertilización se crea una nueva célula llamada cigoto (también llamado cigota o huevo) que posee dos juegos completos de 23 cromosomas obtenidos de cada gameto.

Luego de la fecundación el cigoto pasa por una serie de procesos de división y diferenciación celular hasta que es formado un organismo que es llamado embrión en su etapa de desarrollo inicial. La etapa de desarrollo embrionario incluye la formación de todos los órganos y tejidos del cuerpo (corazón, pulmones, etc.). Superadas las 8 semanas de gestación el embrión pasa a llamarse feto y así será hasta el momento del nacimiento. Durante el desarrollo fetal se fortalecen y desarrollan todas las estructuras creadas durante la etapa embrionaria.

El feto sobrevive en el vientre materno gracias a la placenta humana, un órgano que se forma a partir de las mismas células de los gametos y le brinda al feto el oxígeno y los nutrientes que necesita para desarrollarse completamente. También le ayuda a excretar sus desechos y le sirve como primera línea de defensa protegiéndolo de microorganismos dañinos. Además el feto se encuentra rodeado de en un fluido llamado líquido amniótico, que también le protege y le brinda una temperatura estable durante los 9 meses de embarazo.

Desarrollo gestacional del ser humano

Primeramente es necesario hacer una diferenciación entre los términos gestación y embarazo. El termino gestación se utiliza referido al proceso de desarrollo del feto dentro del útero materno, mientras que el embarazo comprende únicamente los cambios fisiológicos que sufre la mujer durante este período. De manera simple, el embarazo hace referencia a la mujer y la gestación al feto, aunque es común que se utilicen indistintamente ambos términos.

Se considera que comienza la gestación cuando se completa la implantación del embrión en el útero, porque también puede ocurrir que luego de la fecundación el blastocito no se pueda adherir exitosamente a la pared del útero y no comience el embarazo.

La detección del embarazo del ser humano en las primeras semanas es posible gracias a la hormona conocida como gonadotropina coriónica humana, la cual es segregada por el embrión y la placenta pasados los primeros 10 días de la fertilización. Para detectar la presencia de esta hormona en el organismo es tan sencillo como  realizar un análisis de orina o de sangre. Otros signos que presuntivamente pueden indicar un embarazo en la mujer pero que no son siempre son concluyentes, son la falta del período menstrual, las náuseas matutinas, los vómitos, la fatiga y somnolencia y la sensibilidad en los pezones.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del armadillo



Radiografia

Radiografia

Teniendo en cuenta que la duración promedio de la gestación en la mujer es de 9 meses, se suele separar en trimestres que cubren este período para simplificar su explicación.

Primer trimestre de gestación (abarca de 0 a 12 semanas)

Cambios en la mujer: Durante las primeras semanas de embarazo la mujer puede sentir ya algunos síntomas. Dentro de los más comunes se incluyen la sensibilidad en las mamas, las náuseas matutinas o en cualquier horario, los cambios hormonales y el cansancio extremo. También es posible sentir una necesidad frecuente de orinar por la fluctuación hormonal que está sufriendo el cuerpo. A pesar de que el útero se ha ensanchado un poco en este tiempo, el embarazo no suele distinguirse a simple vista en este primer trimestre.

Desarrollo del embrión/feto: Para establecer el inicio del embarazo se utiliza la fecha de la última menstruación, pero lo cierto es que hasta la semana 4 no ocurre la creación del cigoto a partir de la unión de los gametos y hasta la semana 5 no comienza el desarrollo del embrión. En el primer trimestre se forman los principales órganos y tejidos del embrión, dentro de los que podemos destacar el corazón, los pulmones, el cerebro y la médula espinal. También se forma el rostro, con la presencia de la nariz, la boca y la lengua. A partir de la semana 8 de gestación ya podemos llamar feto al embrión. Desde la semana 11 el feto comienza a moverse bastante dentro del vientre materno, pero estos movimientos no serán perceptibles por la madre hasta más adelante.

Segundo trimestre de gestación (abarca de 13 a 24 semanas)

Cambios en la mujer: En el segundo trimestre de gestación algunos de los síntomas que causaban molestias a la mujer gestante comienza a desaparecer, como es el caso de las náuseas y vómitos matutinos. Sin embargo las ganas de ir frecuentemente al baño pueden mantenerse, pero esta vez por la compresión que empieza a causar el útero sobre la vejiga. El aumento de peso empieza a ser considerable y a reflejarse en la silueta femenina, la cintura comienza a desaparecer consecuentemente. También puede ocurrir un oscurecimiento de la zona genital y los pezones, así como la aparición de las temidas estrías.

Desarrollo del embrión/feto: Los riñones del feto ya están completamente funcionales durante el segundo trimestre del embarazo, al igual que el hígado y el páncreas que comienzan a segregar fluidos durante esta etapa. A partir de la semana 14 puede observarse al feto en las ecografías tragando líquido amniótico y chupándose el pulgar debido a la fuerte necesidad de succión que tienen incluso antes del nacimiento. En el segundo trimestre también son completamente visibles los órganos genitales del feto, por lo que los padres podrán conocer con certeza el sexo de su bebé alrededor de las 16 semanas de gestación. Ah no te preocupes si la cabeza se ve demasiado grande en comparación con el resto del cuerpo, eso es totalmente normal en este tiempo de gestación. Los movimientos del bebé ya serán perceptibles para la madre, sobre todo las que ya han tenido otros embarazos.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del hipopótamo

Tercer trimestre de gestación (abarca de 25 a 40 semanas)

Cambios en la mujer: El tamaño y peso que alcanza el abdomen comienza a sentirse en todo el cuerpo, sobre todo en los pies que son los que más sufren con el sobrepeso. Puedes tener calambres en las noches e hinchazón, además de dificultad para conciliar el sueño. Las mamas se muestran considerablemente más grandes y pueden verse un poco caídas. En lo emocional es normal sufrir ansiedad y angustia cuando se piensa en la cercanía del parto y todo lo que conllevar ser padre.

Desarrollo del embrión/feto: La actividad del feto dentro del útero comienza a incrementarse a medida que avanza la gestación. Puede responder a estímulos externos con pequeñas pataditas como son el ruido, la luz, el frío intenso, etc. En las últimas semanas todos los órganos del feto se encuentran maduros y comienza a ganar peso y a acumular grasa antes del nacimiento. El poco sitio dentro del útero lo hace sentir incómodo en ocasiones y le puede hacer saber a la madre si no le agrada la postura en que se encuentra. Al final de la gestación se pone en posición para nacer, con la cabeza hacia la pelvis. Puede presentarse el parto en cualquier momento a partir de la semana 37.

A diferencia de las crías de elefantes o delfines, que son considerados animales de una inteligencia superior comparada a menudo con la del hombre, los humanos nacen con un incipiente desarrollo cerebral y dependen totalmente de sus madres para sobrevivir después del nacimiento.

Bebé en brazos

Bebé en brazos

Cantidad de crías del ser humano

El ser humano suele tener mayormente gestaciones únicas, pero también pueden presentarse excepcionalmente los embarazos múltiples en la mujer (gemelos, trillizos, cuatrillizos, quintillizos). Los embarazos múltiples son aquellos donde dos o más fetos se desarrollan simultáneamente dentro del útero materno. La incidencia de este tipo de gestaciones en el mundo es de alrededor de un 1 a un 2%.

Preguntas frecuentes sobre la reproducción humana

¿Cuál es el tiempo de gestación del ser humano?

40 semanas o aproximadamente 9 meses.

¿Dónde se produce la gestación humana?

Dentro del útero de la madre.

¿En cuánto tiempo se forma un feto?

Aproximadamente despúes de 8 semanas desde la fecundación ya se le puede llamar feto al embrión.

¿Dónde ocurre la fecundación en la especie humana?

En las trompas de falopio de la madre.

También te puede interesar