La gestación y reproducción de los ratones

Un gran número de especies de roedores pertenecientes a diferentes géneros se conocen bajo la denominación común de ratones. Estos animales se encuentran repartidos por todo el mundo y muestran preferencia por los hábitats más urbanizados, que son donde les es posible encontrar una mayor cantidad de alimentos. Su estrategia reproductiva es más que eficiente, siendo considerados una plaga en la actualidad por lo rápido que crecen sus poblaciones. Como evidencia de esto se encuentra el hecho de que el ratón es el segundo mamífero con más presencia en el planeta, siendo superado únicamente por el ser humano. Si quieres conocer cuáles son las características de la reproducción del ratón, sigue leyendo nuestro artículo de hoy en el que encontrarás mucha información sobre su tiempo de gestación, el nacimiento y cuidado de las crías, etc.




Crias de raton

Crias de raton

Reproducción de los ratones. Madurez sexual y apareamiento.

Son muchos los factores que influyen en la elevada prolificidad de los ratones, comenzando con su ciclo reproductivo. Las hembras que viven en estado salvaje son en su gran mayoría fértiles cuando cumplen 1½ mes de vida, manteniéndose la capacidad reproductiva en esta especie hasta los 13 o 14 meses en lo general. En algunas ratas de laboratorio o que viven en las latitudes más frías del planeta, puede demorar un poco más en llegar la madurez sexual (alrededor de 2 meses). En cualquier caso deberá abrirse en canal vaginal de la hembra (que se encuentra cerrado al nacimiento) para que sean capaces de concebir su descendencia.

Los machos por su parte alcanzan la madurez sexual de los 40 a los 60 días de vida, a pesar de que el descenso testicular puede ocurrir con apenas 15 días de nacidos. Generalmente existe una relación directa entre la viabilidad de los espermatozoides y el peso del ejemplar, el cual fluctúa entre los 100 y 140 gramos en los machos listos para reproducirse.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción de los perros

Una vez que comienzan los ciclos reproductivos, las camadas comienzan a sucederse una tras otra escalonadamente, con una diferencia de 3 o 4 semanas aproximadamente, gracias a que las hembras de ratón son poliéstricas continuas. El ciclo estral tiene una duración promedio de 4 a 6 días en esta especie y la etapa de estro puede llegar a durar apenas unas 12 horas, durante las cuales las hembras se encuentran sexualmente receptivas.

A pesar de que las características reproductivas y anatómicas son comunes en las especies conocidas como ratones, cualquier cambio puede afectar la correlación de tiempo entre la ovulación y el ciclo estral de las hembras. Un cambio en la intensidad lumínica o una situación estresante pueden actuar sobre la glándula pineal y las adrenales, alterando el orden establecido para estos eventos. Esta especie tiene una gran adaptabilidad a los cambios de ambiente, especialmente en lo que a reproductivamente se refiere. Otro rasgo característico de los ratones es que las hembras también pueden tener un estro posparto, lo que les permite concebir nuevamente en las 24 horas siguientes al alumbramiento.




Como parte del cortejo previo a la cópula, el macho puede mordisquear la cabeza y el cuerpo de la hembra, además de inspeccionar la región urogenital de su compañera. El acto sexual en sí no sobrepasa los 20 segundos. Luego de la concepción comienza la fase gestacional de la hembra.

Período gestacional de los ratones

El tiempo de gestación de los ratones tiene una duración de 22 a 24 días, durante los cuales la hembra da sustento en su vientre a la camada, hasta el momento de dar a luz.

Te puede interesar:  La gestación y reproduccion de las ballenas

Nacimiento y cría de los ratones

La gestación de los ratones trascurre rápidamente, por lo que muchas veces las personas que tienen a estos animales como mascotas, no se percatan del acontecimiento. Durante la gestación las futuras mamás pueden convivir con el macho sin que esto represente un problema, pero cuando se acerca el momento del alumbramiento se recomienda que se aparten a los progenitores en diferentes jaulas.

Algunas señales que nos pueden indicar que el nacimiento es inminente son la anidación frenética de la hembra y encontrar rastros de sangre en su jaula. Además la hembra se muestra distendida por el dolor una vez que comienzan las contracciones uterinas. Lo común es que durante el trabajo de parto adopte una posición decúbito abdominal, con las patas traseras estiradas, para ser capaz de expulsar a cada una de las crías. Una vez que ha nacido la primera cría puede pasar un lapso de tiempo de 1 a 4 horas, hasta que salgan las demás.

Durante todo el tiempo que dura el parto la hembra se va a mostrar sumamente inquieta y asustadiza, así que lo mejor es no acercársele. Cualquier perturbación que la hembra asuma como señal de peligro puede provocar que mate a los recién nacidos. De igual manera debemos evitar tocar a los pequeños las primeras semanas, ya que esto puede provocar el rechazo por parte de la madre y el infanticidio.

La madre tiene el mismo comportamiento con cada cría que nace. Primeramente la ayuda a salir de la bolsa y luego la limpia con su lengua, estimulando su respiración. Al igual que ocurre con otros mamíferos, los ratones recién nacidos son muy pequeños e indefensos, apenas suelen superan los 6 gramos de peso, además de que carecen de audición y visión.

Raton

Raton

Las hembras atraen mediante feromonas a las crías ciegas para que comiencen a mamar de sus pezones. Mediante el calostro inmunizan a su descendencia y luego la leche les aporta a los pequeños todos los nutrientes que necesitan para desarrollarse sus primeras semanas de vida. El destete ocurre luego de 20 días de lactación, momento en el cual las crías han alcanzado entre 30 y 40 gramos de peso como promedio.

Te puede interesar:  La gestación de las ardillas

Cantidad de crías de los ratones

Los ratones son mamíferos muy prolíferos, a lo cual colabora el hecho de que tengan un período gestacional tan corto. Una hembra puede tener como promedio de 8 a 12 nidadas en un solo año, y de cada una de ellas nacen alrededor de 8 a 12 ejemplares. La hembra es capaz de amamantar hasta 12 crías a la vez, ya que posee 6 pares de pezones distribuidos en el tórax y el abdomen. A partir de estas cifras, se calcula la supervivencia de los neonatos en un promedio de 12 a 20 individuos al año.

También te puede interesar