La gestación y reproducción del puma

Dentro de los mayores depredadores del continente americano se encuentra el puma: un felino esbelto y de gran agilidad. Este mamífero comparte muchas de las características reproductivas de otros de los grandes felinos salvajes, pero al igual que sucede con el resto de las especies del reino animal, su ciclo vital tiene particularidades. La amplia distribución y presencia del puma en diferentes biomas terrestres, le ha ayudado a trazar una estrategia reproductiva que le ha asegurado su supervivencia como especie en un planeta cada vez más amenazado. Conozcamos más sobre la gestación del puma, así como del nacimiento y cuidado de sus crías.




Puma

Puma

Reproducción del puma. Madurez sexual y apareamiento.

La edad a partir de la cual puede comenzar a aparearse un puma en libertad varía un poco de acuerdo al género del ejemplar. En el caso de las hembras la fertilidad puede llegar después que cumplen el primer año de edad y retrasarse hasta los tres años (1 ½-3 años). Mientras que los machos no tienen los órganos reproductivos listos hasta que cumplen los dos años como mínimo y cuatro como máximo (2-4 años).

El ciclo estral de las hembras se suele presentar cada 23 días aproximadamente, con una duración promedio de 9 a 11 días. Los machos se tornan más territoriales y agresivos que de costumbre durante el celo de las hembras, lo demuestran marcando sus dominios mediante la orina, las heces y con arañazos en las piedras. Los territorios de los machos casi siempre suelen superponerse con el de una o varias hembras, de manera que los apareamientos estén garantizados.

Gracias a que el celo de las hembras ocurre en intervalos de tiempo cíclicos durante todo el año, estos felinos pueden aparearse en cualquier época. A pesar de esto muestran preferencia por estaciones concretas, debido a la temperatura y las condiciones alimenticias del hábitat. En el caso de los pumas que se encuentran distribuidos en el hemisferio norte, los apareamientos ocurren con más frecuencia en los meses de octubre a enero. Mientras que los pumas del sur se aparean con más frecuencia entre mayo y agosto, coincidiendo los nacimientos con el final del invierno y la llegada de la primavera.

Te puede interesar:  La gestación del orangután

Durante el tiempo de apareamiento, la hembra y el macho copulan repetidas veces, pero el acto sexual en sí no suele durar más de 1 minuto. La ovulación es inducida y se desencadena por la estimulación sexual de los breves encuentros.

Los pumas tienen una naturaleza sexual de tipo polígama, lo que se traduce en varias parejas reproductivas a lo largo de su vida. En el puma se repite el comportamiento de otros félidos de que la hembra se aparee con varios machos en una misma temporada, dando como resultado una camada con diferentes padres biológicos.

Los pumas son animales solitarios y poco sociables, incluso con el resto de los miembros de su especie. Solo conviven en grupos las hembras y sus crías, mientras que los machos se mantienen al margen. Los individuos de diferentes sexos se juntan solamente con fines reproductivos y una vez que han terminado los encuentros sexuales, toman caminos separados nuevamente.

Como dato curioso tenemos que mencionar que pueden haber cruces entre un puma macho y un leopardo hembra. Se han registrado casos de apareamiento de estas dos especies en cautividad, dando como resultado un híbrido que es conocido con el nombre común de pumapardo.

Período gestacional del puma

El tiempo de gestación del puma es de 82 a 96 días, siendo la media de la especie 90 días.




Nacimiento y cría del puma

La hembra luego de los apareamientos comienza su período de gestación, durante el cual deberá cuidar de sí misma y procurarse los alimentos. Cuando está finalizando el tercer mes de embarazo, va a buscar un refugio dentro de su territorio para dar a luz a la camada, puede ser una cueva rocosa, la oquedad de un árbol caído o el abrigo de grandes peñascos.

Cachorro puma

Cachorro puma

Los neonatos son muy pequeños al momento del nacimiento, generalmente el peso oscila sobre los 200 gramos. También nacen con un patrón moteado en el pelaje y los ojos completamente cerrados. A pesar de que son ciegos al nacer, el instinto de los cachorros los guía hacia las mamas de la madre, de las que obtienen su primer alimento. Son totalmente dependientes durante las primeras semanas, por lo que siempre acuden a la madre en busca de calor y leche.

Te puede interesar:  La gestación de las focas

Pasados unos 10 días del parto los pequeños pumas adquieren completamente la visión y comienzan a mostrar avances en su desarrollo psicomotor. El destete ocurre alrededor de los 3 meses, aunque algunas crías pueden continuar lactando algún un tiempo más, a pesar de que la madre les comienza a proveer de alimentos sólidos. A partir de este momento los jóvenes pumas van a acompañar a la madre cuando salga de cacería, descubriendo todo lo que necesitan aprender para poder sobrevivir en el medio natural. Pero no es hasta los 6 meses de edad que son capaces de capturar alguna presa pequeña por su cuenta, asistiendo a la madre en la caza en lo adelante.

Sobre los 2 años las crías se separan de la madre definitivamente, para salir en búsqueda de sus propios territorios y compañeras(os) reproductivas(os). Es en esta etapa que pueden surgir enfrentamientos entre los jóvenes y el padre por la disputa de un territorio, acabando muchas veces el conflicto con la muerte de uno de los dos ejemplares.

Los dos primeros años de desarrollo de un puma son cruciales. A pesar del fuerte instinto de supervivencia de estos felinos y los cuidados maternos que reciben, no todos los cachorros llegan a la adultez. Se estima una tasa de supervivencia de un ejemplar por camada. Las causas de mortalidad más significativas de esta especie son la caza por depredadores (como el oso Grizzly) y la carestía de alimento. Mediante juegos y combates se establece una jerarquía entre hermanos, que es la que determina quién obtiene los alimentos en tiempo de escases. Los individuos más grandes y fuertes también tendrán mayor oportunidad de sobrevivir al resto en condiciones hostiles.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del jaguar

Por otro lado el hombre no deja de ser responsable de la captura y comercio de un gran número de pumas jóvenes. En el mercado negro pagan un buen precio por ellos debido a su utilización como mascotas exóticas. En consecuencia, el puma suele evadir al ser humano por la persecución de la que es objeto.

Preguntas frecuentes sobre la reproducción del puma

¿Cuántas crías tiene un puma?

Las camadas de puma oscilan entre 1 y 6 crías, aunque lo más probable es que nazcan de 3 a 4 cachorros.

Tipo de reproducción del puma.

Reproducción sexual

¿Cómo nacen los pumas?

Muy pequeños de apenas 200 gramos, con patrón moteado en su pelo.

¿Cómo se llama la cría del puma?

No se ha adoptado un nombre especial para su cría.

También te puede interesar