La gestación del delfín

Los delfines se encuentran dentro de las especies más inteligentes conocidas por el hombre, por lo que el estudio de su reproducción, gestación y nacimiento siempre ha sido de sumo interés para los biólogos marinos. Hasta hace pocos años se conocía muy poco sobre el comportamiento reproductivo de estos animales en libertad por ser bastantes reservados en su entorno natural, pero recientemente se ha comprobado que no difiere demasiado de lo que se conoce de las crías en cautividad, que sí se han estudiado extensamente a largo de los años. Si eres un amante del mundo acuático, en especial de las especies de delfín, en este artículo encontrarás mucha información sobre la gestación y el nacimiento de los delfines.





Delfín nadando

Delfín nadando

Madurez sexual y apareamiento del delfín

La madurez sexual de los delfines demora un poco en llegar, lo que no significa que estos no puedan iniciar la actividad sexual desde edades tempranas. Por media un delfín puede alcanzar su madurez sexual y empezar a reproducirse sobre los once años de vida, aunque esto va a depender en gran medida de la especie y el género del ejemplar.

Los delfines son especies muy activas sexualmente por lo que a lo largo de su vida pueden tener diferentes parejas sexuales dentro de su mismo grupo familiar o fuera de este. De hecho son considerados la especie del reino animal más activa sexualmente, como evidencia que un macho sea capaz de copular varias veces con una hembra en una hora y si le es posible también con otras de la manada. Este comportamiento parece estar influenciado por un hecho que resulta muy peculiar y es que los delfines son capaces de disfrutar su sexualidad plenamente, por tanto pueden practicar el rito sexual por mero placer, sin que haya un fin reproductivo de por medio. A menudo esto ocasiona conflictos entre los machos, los cuales se agreden y muerden cuando compiten por las hembras de su manada.

Te puede interesar:  La gestación del cerdo

Los delfines se pueden aparear durante todo el año, pero tienen preferencia por los meses más cálidos debido a las temperaturas que alcanzan los mares. En primavera y verano se dan también muchas migraciones de delfines de otras latitudes que buscan unas condiciones más propicias para alimentarse y aparearse.

El cortejo del delfín es otra característica llamativa de la especie y forma parte de los preliminares de su ritual de apareamiento. Generalmente comienza con un despliegue de acrobacias del macho, el cual nada junto a la hembra rozándola y acariciándola con su hocico. En respuesta la hembra puede emitir algunos silbidos característicos con sus sacos aéreos nasales. Una vez que ambos se encuentran listos unen sus órganos sexuales juntando sus vientres y así comienza la cópula de esta especie.

Período gestacional del delfín

El período de gestación del delfín es muy variable por la diversidad de especies que se encuentran en la familia Delphinidae (34 especies descritas). A pesar de esto se ha podido corroborar que el tiempo promedio de gestación de los delfines oscila entre los 10 y 12 meses. La orca (Orcinus orca) tiene uno de los tiempos de gestación más largo de la especie, ya que puede extenderse hasta 17 meses su embarazo.




Embarazo del delfín

Una vez que se ha producido la cópula y la fecundación de la hembra, comienza el proceso de gestación del delfín que generalmente se extenderá de 10 a 12 meses en la mayor parte de las especies. Durante el período de gestación la hembra emigra a regiones que posean un clima templado y con corrientes de agua cálidas. También es común que durante este tiempo la hembra se alimente con mayor avidez, para reunir las energías que necesita para sostener a su cría dentro del vientre y una vez que haya dado a luz.

Te puede interesar:  La gestación del caballo

El padre delfín generalmente está ausente durante el tiempo de gestación, pero en consecuencia los miembros de la manada, especialmente los machos, le ofrecen su protección a la hembra gestante hasta el momento del nacimiento e incluso pasado este. De esta manera evitan que los tiburones u otros depredadores puedan acercarse a la madre o a su cría, atraídos por la sangre y los fluidos propios del nacimiento. Resulta muy curioso de observar la manera en que se reúne toda la manada alrededor de la madre mientras esta se encuentra dando a luz.

En los grupos familiares suelen haber también otras hembras que son conocidas comúnmente como parteras o comadronas, porque se encargan de asistir a la hembra gestante durante el proceso de alumbramiento. Esta es otra característica muy peculiar de los delfines, ya que es una de las pocas especies que tienen un parto asistido por sus propios congéneres.

Varios delfines

Varios delfines

Parto y posparto del delfín

Como resultado del parto de la hembra delfín nacerá una cría o a la sumo dos. Una vez ha sido expulsado el neonato del vientre de la madre, el cordón umbilical que le ayudó a sustentarse durante su desarrollo fetal se rompe. Los recién nacidos sacan primero la cola y por último la cabeza, de esta manera respiran tranquilamente hasta el último momento en la matriz de la madre y evitan el riesgo de asfixia.  Una vez que la cría ha salido completamente del vientre materno es impulsado por la madre hasta la superficie para tomar su primer aliento de vida.

Luego de respirar por primera vez, toca el turno de alimentarse. El pequeño delfín nada hacia la madre atraído por la leche que esta despide pasados unos minutos del nacimiento. A diferencia de otros tipos de lactación en los mamíferos, los delfines no necesitan succionar para extraer la leche materna porque la hembra es capaz de provocar la salida de manera espontánea cuando va a alimentar a su cría. La lactancia materna en esta especie dura alrededor de un año, aunque hay madres que amamantan a sus crías mucho tiempo después. A partir de los seis meses de edad los delfines también pueden incluir en su dieta algunos tipos de peces y calamares.

Te puede interesar:  La gestación del armadillo

Cantidad de crías del delfín

Como regla general los nacimientos de delfines son de una sola cría, a excepción de unas pocas especies que por su reducido tamaño pueden gestar hasta dos crías.

También te puede interesar



¿Te hemos ayudado? ¡Compártenos!