La gestación y reproducción de los conejos

La reproducción de los conejos tiene lugar con mucha facilidad y en cualquier época del año, el período gestacional es sumamente corto y las camadas suelen ser bastante numerosas. Esta especie tiene una gestación bastante peculiar que la ha convertido en una plaga en muchos países debido a sus altos índices de reproducción, los cuales se han salido de control rápidamente. Si tienes alguna coneja que ha sido preñada y necesitas información, en este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre su gestación y parto. Pero cuidado, ¡si te descuidas puede ocurrir que esta mascota te llene la casa de crías!




Coneja y crias

Coneja y crias

 Reproducción de los conejos

La madurez sexual de los conejos es variable y depende tanto de la raza como del sexo del ejemplar, pero por regla general todos son capaces de reproducirse antes de cumplir un año de vida. Algunas especies pueden comenzar a reproducirse tempranamente a los 4 o 5 meses, aunque la gran mayoría de las razas gigantes no alcanzan la madurez sexual completa hasta los 9 meses de edad. En cualquiera de las especies las hembras demoran menos tiempo para estar preparadas físicamente para reproducirse que los machos.

Pasados los 4 o 5 años de vida el conejo se vuelve demasiado viejo por lo no es recomendable que se continúe apareando. Con el fin de evitar un embarazo no deseado se puede optar por castrar y esterilizar a la mascota.

El celo de los conejos difiere bastante del resto de los mamíferos, no tienen períodos específicos sino que son reproductivos durante todo el año gracias a la ovulación inducida (se liberan los óvulos como respuesta a la copulación). A pesar de esto tienen preferencia por un clima cálido para tener sus crías, sobre todo cuando se encuentran en sus hábitats naturales. Inmediatamente después de haber dado a luz se encuentran listos para volver a reproducirse.

Gestación de los conejos

El período de gestación de los conejos es bastante efímero, siendo considerado uno de los más cortos de todo el reino animal. En términos específicos, el tiempo de gestación de un conejo oscila entre 29 y 35 días, con un término medio de 31 días. Si se supera la fecha tope de embarazo y la coneja no ha dado a luz, lo más posible es que no se haya llevado un buen control de la gestación o no se conozca la fecha exacta del apareamiento. En caso de no ser así se debe recurrir rápidamente al veterinario para que induzca el parto o las crías no sobrevivirán.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción humana

Embarazo de los conejos

El método diagnóstico que permite confirmar el estado de gravidez de la hembra gestante es la palpación. El embarazo no puede ser confirmado antes de que hayan transcurrido 20 días después de la monta, porque antes de ese tiempo los embriones no son detectables al tacto. No se debe superar tampoco este tiempo porque existe el riesgo de provocar un aborto si no se realiza adecuadamente el diagnóstico de la gestación.

Los síntomas del embarazo de las conejas también pueden ayudar a confirmar su estado, aunque hay algunas que no muestran ningún signo hasta minutos antes de nacer las crías. Normalmente se vuelven bastante arisca con el macho y empiezan a beber más agua de lo normal. Su abdomen empieza a crecer a la par de los embriones y en consecuencia preferirá dormir de lado para tener mayor comodidad. Las mamas también se empiezan a hinchar cuando la producción de leche se inicia. Y cuando faltan unos pocos días para el alumbramiento comenzará a arrancarse el pelo del vientre y lo utilizará para preparar el nido.

La preparación del nido usualmente corre por parte de la coneja, ella buscará todo tipo de cosas que le ayuden con este fin como paja, papel, trapos, toallas o calcetines. Además con el pelo que arranca de su cuerpo acondicionará el nido para que sea más cálido, algo fundamental ya que los conejitos neonatos no son capaces de regular su temperatura hasta los 7 días de nacido. También puedes optar por comprar un nido prefabricado en una tienda especializada de mascotas, pero existe una alta probabilidad de que no lo acepte la hembra gestante.




La alimentación de la coneja durante este período es fundamental por lo que debe ser reforzada, una mala nutrición puede llevar a un aborto espontáneo o a una reabsorción de los embriones por el organismo. Lo ideal es una dieta de heno de alfalfa, complementada con verduras como el tomate, la zanahoria, la lechuga y el perejil. Asimismo no le debe faltar un buen suministro de agua limpia durante todo el período de gestación de los conejos y el posparto.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del mono

Como otro de los cuidados que debemos tener en cuenta durante el embarazo se encuentra la manipulación. Lo más recomendable es evitar coger la coneja, pero de ser necesario se debe manejar con suavidad y precaución para no presionar demasiado los embriones y causar un aborto. Además se debe tratar de no variar su rutina, esto es algo que la hará sentir segura y tranquila ¡Los conejos aman tener una rutina!

El embarazo psicológico es también bastante común en las conejas. Cuando ocurre estas se comportan como si estuvieran embarazadas y muestran los síntomas relacionados anteriormente, pero todo se debe a las fluctuaciones hormonales de su organismo. En estos casos no es necesario hacer nada, solo esperar a que pase esa fase.

Parto de los conejos

Lo más importante que debemos saber para prepararnos para el nacimiento de la camada, es que la futura madre necesita tranquilidad para no estresarse. Lo ideal es un ambiente con poca luz, sin ruidos externos y con una temperatura estable. No debemos agobiarla con nuestra presencia, de forma instintiva ella sabrá qué hacer y nuestro papel es simplemente de veladores para asegurarnos de que no existan complicaciones durante el parto.

El nacimiento de todas las crías suele ser bastante rápido, aunque hay partos que se extienden y pueden durar hasta dos días. Los conejitos neonatos son llamados gazapos, nacen sin pelos y completamente ciegos.

Conejos reciennacidos

Conejos reciennacidos

Un hecho que impacta de los conejos es que sean capaces de devorar a sus crías luego del nacimiento. En condiciones normales esto no debe ocurrir, pero si la madre se siente en peligro o se pone nerviosa por alguna razón puede actuar de esta manera. ¡De ahí la importancia de darle su espacio durante el parto! Otro de los motivos que puede impulsarla al canibalismo es la intensa sed que sienten después de haber nacido las crías, por lo que debe suministrársele de inmediato una generosa cantidad de agua. Si esto ocurre de manera reiterada y no se debe a las causas mencionadas anteriormente, entonces lo más posible es que la coneja no sea apta para ser madre.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción de los ratones

Cantidad de crías de los conejos

Los conejos pueden tener entre 4 y 12 crías por cada camada. Como pueden tener varias camadas en el año el número de crías puede ascender hasta 80 en este tiempo, una cantidad bastante impresionante para su diminuto tamaño. A pesar del alto índice de reproducción de los conejos, estos pueden sufrir de numerosos abortos espontáneos por situaciones de estrés en el embarazo, lo cual limita su descendencia.

Posparto de los conejos

Una vez que la coneja ha dado a luz su cría, deberás tener mucho cuidado de que el macho no se le acerque a ella o a los conejitos neonatos. Esto es debido a que es posible que la coneja sea fecundada inmediatamente después del parto, pero si esto sucede le será imposible amamantar a los gazapos durante todo el período de lactancia. Lo ideal será esperar al menos 40 días para realizar la próxima monta.

La recién estrenada mamá comenzará a cuidar de su camada y a alimentarla con su leche unos pocos minutos después del nacimiento. Lo usual es que los visite dos veces al día para dejarlos mamar, generalmente temprano en la mañana y tarde en la noche. La leche materna va a ser el alimento exclusivo de los gazapos hasta el día 18 aproximadamente, luego podrás comenzar a alimentarlos con pienso especial y heno. Para comenzar a darles verdura si deberás esperar a que cumplan al menos los 3 meses de edad.

Preguntas frecuentes sobre la gestación de los conejos

¿Cuánto dura el embarazo de un conejo?

Entre 29 y 35 días.

¿Cuánto tiempo tarda una coneja en parir?

El parto puede durar unas pocas horas o hasta dos días.

¿Cada cuánto se reproducen los conejos?

Inmediatamente que paren las conejas ya están listas para reproducirse nuevamente, por lo que la demora es el mismo tiempo de gestación.

¿Cuántas crías tienen los conejos?

Entre 4 y 12.

Tipo de reproducción de los conejos.

Reproducción sexual.

También te puede interesar