La gestación y reproducción del pingüino

Sin duda alguna los pingüinos son de todos los animales del reino animal los que más elegante visten, ya que siempre van de esmoquin, pero no solo su apariencia resulta peculiar, la reproducción del pingüino también tiene muchas particularidades. La crudeza del invierno en las latitudes cercanas a la Antártida, unida a la escasez de alimento y el peligro que representan los depredadores, hacen que sobrevivir sea todo un reto para las crías de pingüino, incluso antes del nacimiento. Sin embargo tanto la madre como el padre ponen su mayor empeño en que su descendencia sobreviva y cuidan con tesón los huevos desde la puesta hasta la eclosión. La gestación de los pingüinos, o incubación siendo más estrictos, tiene un tiempo que varía entre 33 y 64 días. Veamos más detalles sobre estos magníficos animales.




Huevos de pinguino

Huevos de pinguino

Reproducción del pingüino

Los pingüinos pueden completar su madurez reproductiva entre los cuatro y ocho años de edad, pero esta media puede variar en dependencia de la especie en cuestión. Las especies de pingüino de mayor envergadura (como el pingüino emperador o el pingüino rey) suelen tardar un poco más en alcanzar el desarrollo necesario para reproducirse que las pequeñas, lo cual suele estar en correspondencia además con la esperanza de vida de cada especie.

A diferencia de otras especies de aves y mamíferos, los pingüinos solo eligen una pareja sexual de por vida, con la que establecen un vínculo exclusivo durante la época reproductiva y en la crianza. De miles de pingüinos que se reúnen en las colonias de apareamiento, solo una es elegida con fines reproductivos para tener descendencia. Muy pocos mamíferos y aves son monógamos en nuestra fauna, lo que habla de un proceso de reproducción regulado a nivel social en estos animales.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del grillo

Dependiendo de la especie de pingüino, podemos hablar de temporadas de apareamiento o un apareamiento sin restricciones durante todo el año. Algunas especies además son capaces de criar dos o tres veces en el año, por lo que poseen un alto índice reproductivo comparado con otros de sus congéneres.

Los ritos que acompañan al cortejo en los pingüinos son variados, aunque no existen variaciones marcadas entre hembras y machos como sucede con otras especies de animales. En los momentos previos a la cópula suelen utilizar una serie de comunicaciones o llamadas vocales entre ellos, indicando que están listos para aparearse. Los machos además de sus graznidos característicos, también pueden intentar atraer a las hembras por otros medios, como puede ser la preparación de un nido confortable o el acicalamiento personal.

Período de incubación del pingüino

El período de incubación de los pingüinos oscila entre los 33 y 64 días, dependiendo de cuál de las 18 especies de la familia Spheniscidae se trate. La especie conocida como pingüino emperador incuba sus huevos durante 64 días, mientras que otras de menor tamaño como el pingüino macaroni demoran 34 días en eclosionar.

Incubación de los huevos del pingüino

Como especie ovípara al fin, una vez que la concepción se ha llevado a cabo, le corresponde a la hembra depositar los huevos para su incubación. Los pingüinos nidifican en densas colonias que pueden llegar a alcanzar poblaciones de hasta 50 000 parejas. Para formar estas colonias de apareamiento pueden elegir costas rocosas o congeladas.




Los nidos de manera general son bastante sencillos, pueden ser a cielo abierto o resguardados en madrigueras subterráneas. El pingüino emperador es el único que no utiliza un nido para la incubación de sus huevos, en cambio los protege durante este tiempo sujetos dentro de sus patas. Durante la incubación de los huevos los padres pueden ser bastante territoriales e impiden que incluso sus congéneres se acerquen demasiado a los huevos.

Te puede interesar:  La gestación del búho

Tanto el período de incubación como el de nacimiento de las crías de pingüino, se caracterizan por una intensa atención de ambos padres al nido. Una vez que la madre ha depositado los huevos deberá dejarlos para ir a cazar. Le corresponde entonces al padre proteger el nido hasta que la madre regrese con el alimento para los recién nacidos. Resulta curioso la manera en que cuidan el nido los machos pingüinos, la mayoría de ellos no se sientan sobre los huevos sino que los envuelven como si se tratase de un saco y los balancean de un lado a otro.

Las hembras a veces tienen que recorrer largos kilómetros para llegar al océano abierto donde pueden nadar y cazar todo tipo de peces y crustáceos. El macho durante este tiempo no come nada y permanece cuidando a su cría sin importar la crudeza del frío o del hambre. Cuando las madres regresan, devuelven parte de la comida que ha ingerido para alimentar a sus crías luego de la eclosión. En este momento intercambian puestos y el padre se dirige a buscar alimentos para él. En los casos donde la hembra nunca regresa, los machos deben abandonar el nido por la hambruna intensa que están sufriendo y pueden perder a sus crías durante el proceso.

El pingüino emperador se lleva el premio a mejor padre de la especie, ya que la incubación suele producirse en uno de los lugares con el clima más inhóspito del planeta (la Antártida), donde el invierno austral alcanza temperaturas de hasta –60 ºC.

¿Cómo nacen los pingüinos?

A pesar de la dedicación de los padres en el cuidado de los huevos, es común que no logren eclosionar los dos. En los casos donde ambos huevos sí maduran exitosamente y nacen dos pichones, generalmente solo el más apto sobrevive y es capaz de convertirse en adulto.

Te puede interesar:  La gestación y reproducción del caballito de mar

Al momento del nacimiento los pichones tienen escasas plumas, por lo que se encuentran a merced del sol y del frío antártico. Las hembras protegen a las crías con su plumaje, brindándoles el calor de su cuerpo durante los primeros días de vida. El padre también colabora en la protección de los polluelos durante este tiempo y ambos se alternan para buscar alimentos para las crías.

Luego de dos o tres semanas bajo la protección de sus padres los pequeños pingüinos se encuentran listos para independizarse, han completado su desarrollo posnatal y obtienen plumas luego de su primera muda.

Piguinos y sus crías

Piguinos y sus crías

Cantidad de crías del pingüino.

La gran mayoría de las especies de pingüino pone dos huevos en cada puesta, exceptuando al pingüino emperador que por ser el de mayor tamaño de esta especie pone solo uno.

Preguntas frecuentes sobre la gestación del pingüino

Tipo de reproducción de los pingüinos

Son animales ovíparos, por lo que ponen huevos.

¿Cuántas crías tienen los pingüinos?

Normalmente dos.

¿Quién incuba los huevos de los pingüinos?

Ambos padres se turnan, en lo que el otro se alimenta.

También te puede interesar