La gestación del tiburón

Como sucede con otros animales que habitan en las profundas aguas oceánicas, se conoce poco sobre el proceso reproductivo de los tiburones en su estado natural. Las investigaciones de esta especie en cautividad no son extensas pero si han arrojado un poco de luz sobre el tema y han permitido recopilar información importante sobre la estrategia reproductiva de estos enormes depredadores. Por ejemplo se ha observado que el tiempo de gestación de los tiburones puede oscilar entre los 9 y 22 meses, dependiendo de la especie en cuestión y su tipo de reproducción.





Conoce más en nuestro artículo sobre la gestación del tiburón, una especie de peces cartilaginosos que pueden tener una reproducción sexual y asexual al mismo tiempo, con diferentes modalidades de reproducción donde se incluyen el viviparismo, el oviparismo y el ovoviviparismo.

Tiburón nadando

Tiburón nadando

Madurez sexual y apareamiento de los tiburones

Los tiburones machos están dotados de un par de pterigopodios, que son órganos sexuales externos de forma cilíndrica, surgidos a partir de una adaptación de sus aletas pélvicas. Estos órganos masculinos se suelen confundir a veces con penes por su anatomía, por lo que no es raro escuchar decir que los machos de tiburones poseen un pene a cada lado de su cuerpo.

La madurez sexual de los tiburones es casi siempre un poco tardía, y llega al mismo tiempo en que estos completan el desarrollo de sus órganos sexuales. En los tiburones jóvenes estos órganos son pequeños y blandos, mientras que en los ejemplares maduros pueden mostrarse más largos y rígidos, producto de la calcificación propia de la edad.

Los tiburones son animales que viven en solitario, por lo que las hembras necesitan alertar a los machos distantes cuando están buscando un compañero para aparearse. Con este fin la hembra desprende varios residuos hormonales en el agua, los cuales son percibidos por cualquier macho que se encuentre a unos pocos kilómetros de distancia.

El comportamiento de los tiburones durante el apareamiento varía de especie a especie. De manera general, como parte del cortejo el macho puede comenzar a nadar en círculos alrededor de la hembra. También forman parte de los juegos previos una serie de mordiscos, cortes y dentelladas que le proporciona el macho a su pareja con el fin de estimularla antes de la cópula. Las hembras generalmente no se ven afectadas por estas mordeduras cariñosas que reciben y esto es gracias a que están dotadas de una piel mucho más gruesa que la de los machos. Pero si deberán conservar una serie de cicatrices en el dorso, las aletas y los flancos como recuerdo de un apasionado encuentro sexual.

Reproducción de los tiburones

La diversidad de especies de tiburones que habitan en los océanos, es responsable de que en este grupo se encuentre tres de las modalidades de reproducción sexual. Esta peculiaridad solo se da en el reino animal en dos grupos de especies: los tiburones y las serpientes. También pueden tener una reproducción de tipo asexual cuando se encuentran en cautiverio, aunque es menos común en la naturaleza.

Viviparismo en los tiburones

Los tiburones vivíparos son aquellos que gestan a las crías dentro su útero hasta que están listas para nacer y las sustancias nutritivas que estas reciben durante su desarrollo embrionario provienen directamente de la madre. Los embriones están cubiertos de una fina membrana y se encuentran dispuestos en diferentes espacios dentro del útero. El intercambio de sustancias entre el embrión y la madre puede ser realizada mediante una especie de placenta que difiere un poco a la de otros mamíferos o por una sustancia que excreta el propio útero. Otra característica singular de la especie es que las hembras pueden tener dos úteros completamente funcionales en lugar de uno solo. Son vivíparos el tiburón azul, el tiburón toro y el tiburón martillo.




Tiburón nadando

Tiburón nadando

Oviparismo en los tiburones

Aproximadamente un 30% de las especies de tiburones son ovíparos. Para llevar a cabo este tipo de reproducción la hembra deposita sus huevos en el agua (puede ser en el fondo marino, en algas o rocas) y los machos vierten sus espermatozoides sobre ellos para fecundarlos. Los huevos se encuentran protegidos por una gruesa capa, la cual los aísla de los peligros del mundo exterior. Algunas especies de tiburones ponen huevos con forma helicoidal para que puedan aferrarse a las grietas de las rocas cuando son depositados por la madre.

Ovoviviparismo en los tiburones

Y el último grupo es el que se corresponden con los tiburones ovovivíparos, donde los huevos también son fecundados internamente y los embriones permanecen dentro del oviducto la madre hasta que se encuentran completamente desarrollados. La diferencia de estos con los tiburones vivíparos radica fundamentalmente en el tipo de alimentación, ya que luego de la eclosión las crías ovovivíparas se alimentan exclusivamente del plasma germinativo contenido en el huevo al que estaban unidos. Cuando han reabsorbido completamente el saco vitelino, las crías están listas para nacer y son expulsadas de la madre. La gran mayoría de las especies de tiburones han adoptado esta modalidad reproductiva, ya que a pesar de que producen menos descendencia es más segura.

Reproducción asexual en los tiburones

Y aunque pueda parecer increíble, las hembras en cautiverio que no tienen disponible un macho pueden optar también por reproducirse asexualmente, a través de la partenogénesis. Mediante la reproducción asexual la hembra de tiburón es capaz por sí sola dar vida a su descendencia, la cual tendrán una información genética idéntica a la de la madre. Las pruebas de ADN que se han realizado sobre la madre y sus crías, luego de un embarazo sin la presencia de un macho, han corroborado esta hipótesis. Esta capacidad de adaptación de la especie es la que le ha permitido sobrevivir durante tantos miles de años y evolucionar de una manera tan eficiente.

Período de gestación o tiempo de incubación de los tiburones

En dependencia del tipo de reproducción de la especie de tiburón, podemos hacer la distinción entre período de gestación o tiempo de incubación.

En las especies vivíparas verdaderas, el tiempo de gestación de las crías oscila entre 9 y 12 meses. En las ovovivíparas puede extenderse un poco más el período gestacional, ya que luego de que los huevos eclosionan dentro de la madre permanecen unos cuantos meses más dentro de ella, para completar su desarrollo. La mielga es una de las especies de tiburón que tiene un período de gestación más largo, ya que las crías pueden demorar en nacer hasta 22 meses.

Cantidad de crías de los tiburones

La cantidad de crías de un tiburón puede variar considerablemente, desde dos en algunas especies a más de cien en el tiburón azul.

Nacimiento y cría de los tiburones

Existen varias peculiaridades en el nacimiento y la cría de los tiburones.

La primera y que es común a la mayoría de las especies vivíparas y ovovivíparas, es que antes del nacimiento las hembras pasan por un período de inapetencia que les ayuda a no devorar a sus crías inmediatamente después del parto.

Además los tiburones son animales que no cuidan a sus crías recién nacidas, en cambio la naturaleza los dotó de un fuerte instinto de supervivencia que les permite sobrevivir por sí solos en un medio tan hostil. Lo primero que hacen los cachorros al momento de nacer es buscar refugio de los depredadores, incluidos sus propios padres.

También te puede interesar



¿Te hemos ayudado? ¡Compártenos!