La gestación del león

Es muy conocido por todos que los leones son mamíferos carnívoros muy feroces, pero un poco menos que son muy dados a aparearse. Una hembra en celo puede aparearse entre veinte y cuarenta veces seguidas en un día, lo que los sitúa en el top de los más activos sexualmente del reino animal junto con los delfines. Y que bien que así sea, ya que del éxito reproductivo de estos animales depende en gran medida su supervivencia en las regiones selváticas del África subsahariana, donde la especie se encuentra cada vez más amenazada y sus poblaciones salvajes más fragmentadas. Si quieres conocer más datos curiosos sobre la gestación del león, en nuestro artículo encontrarás mucha información sobre la reproducción de estos animales.





Leona y su cría

Leona y su cría

Período de gestación del león

El tiempo de gestación promedio de una leona es entre 105 y 110 días, es decir 3 meses y medio.

Madurez sexual y reproducción del león

Los leones comienzan tempranamente la reproducción debido a que maduran sexualmente en unos pocos meses. Es común que una hembra a los cuatro años de edad ya haya tenido algún parto, o si no se encuentre en estado de gestación en ese momento.

No existe una temporada por la que tengan preferencia en particular para aparearse, todo el año pueden estar receptivos para la cópula tanto el macho como la hembra. Por otro lado las hembras son poliéstricas, esto quiere decir que suelen tener un estro cíclico que se presenta varias veces en el año con la misma duración, además de una fase ovulatoria inducida.

Te puede interesar:  La gestación del orangután

Las características anatómicas del pene de otros felinos, es recurrente también en los leones machos. Las puntas espinosas que este posee estimulan la ovulación de la hembra al rozar con las paredes de la vagina.

Resulta curioso también de estos animales el hecho de que la coloración de la melena del macho pueda influir en la duración y calidad de la vida reproductiva del ejemplar. Los zoólogos han descrito que los machos con melena oscura son reproductivos durante más cantidad de años y su descendencia tiene un índice de natalidad más baja.

También cabe destacar que estos animales no son para nada monógamos, por lo que una leona puede copular con diferentes machos de la manada durante el tiempo que dura su época de estro. Se ha observado el comportamiento de estos animales en libertad y es común que durante el celo una hembra se aparee entre 20 y 40 veces como promedio, aunque hay observaciones que indican que estas cifras pudieran elevarse considerablemente sin las condiciones son propicias ¡Es difícil no tener éxito reproductivo con estas estadísticas!

Es por esta razón que es común ver a una hembra en celo seguida de cerca por los machos de la manada, esperando a ver quién es el siguiente afortunado. Cuando la hembra hace su elección se acerca al macho y comienza el coito que no suele durar más de unos segundos, pero que pueden llegar a ser muy intensos y ruidosos. Lo normal es que la hembra se tome un descanso de una media hora antes de elegir otra pareja para aparearse. También se puede dar el caso de que la hembra elija una sola pareja durante todo su período de apareamiento.

Te puede interesar:  La gestación del puma



Las hembras no suelen ser receptivas a reproducirse nuevamente hasta que sus cachorros crecen y se independizan. Es por eso que el tiempo entre nacimientos puede extenderse de 18 a 26 meses cuando se encuentran en su entorno natural, mientras que en cautividad el tiempo puede reducirse a un año.

Parto y cuidado de las crías de león

Una vez que ha transcurrido la fase estral de la leona, existen altas probabilidades de que esta haya sido fertilizada al menos una vez durante algunas de las sesiones de apareamientos. Con las cubriciones múltiples la madre asegura la variabilidad genética de su descendencia, lo cual resulta muy provechoso para la supervivencia de los cachorros dentro de la manada.

Para el nacimiento de sus crías es usual que la hembra elija una guarida que considere segura, puede estar escondida dentro de un matorral o en una región rocosa. Las madres son muy sobreprotectoras con sus cachorros y los protegen de los depredadores potenciales incluso antes del nacimiento.

Por regla general se suelen alejar de la manada para dar a luz y en los primeros días de vida de sus crías suelen ser recelosas con de los padres y el resto de las hembras.

Los leones neonatos son altamente vulnerables, nacen completamente ciegos, con un desarrollo psicomotor muy limitado y un peso que no sobrepasa los 2 kg. Los depredadores que causan una mayor mortalidad en los cachorros de leones cuando no se pueden valer por sí mismos son los leopardos, las hienas, los chacales, los elefantes y búfalos. Para evitar las emboscadas de estos animales que pueden sentirse atraídos por el olor de las crías,  la madre puede trasladar a los cachorros cada dos semanas hacia otros refugios. Con este fin los agarra por la nunca y los va moviendo uno a uno.

Leoncitos

Leoncitos

El ascenso de un nuevo líder en la manada también puede ser fatal para las crías que se encuentran integradas en ese momento. Se ha observado como un comportamiento recurrente que los machos dan muerte a todos los cachorros, intentando eliminar de esta manera la competencia y crear su propia descendencia con las hembras del grupo.

Te puede interesar:  La gestación del mono

La fase de aislamiento de las crías suele tardar entre seis y ocho semanas, pasado este tiempo se reincorporan a la vida en colectivo. El destete no ocurre hasta los seis meses de edad, mostrarán interés por la caza al llegar a un año y no estarán listos para valerse por su cuenta hasta los dos años de vida. A pesar de todos estos cuidados, aproximadamente un 80% de los cachorros mueren antes de alcanzar su independencia a los dos años de vida.

Cantidad de crías de un león

La cantidad promedio de una camada de leones es de tres cachorros, aunque los nacimientos pueden oscilar entre una y seis crías en algunos partos menos frecuentes.

También te puede interesar



¿Te hemos ayudado? ¡Compártenos!